artículos

Qué es la tutela: todo lo que deberías conocer

tutela

Asumir la responsabilidad legal sobre un menor es una realidad que en muchas ocasiones no corresponde a los padres.

Aunque estos son los que reciben este deber en el nacimiento del menor ,bajo la denominación de patria potestad, son muchos los escenarios que pueden hacer que esto cambie.

En nuestro despacho de abogados hemos acompañado a muchas personas en el proceso de obtención y gestión de esta situación.

Esto nos permite responder de manera muy consciente a la pregunta de qué es tutela, en qué circunstancias se da y cómo nuestra legislación trata esta realidad.

Qué es la tutela

La tutela es una relación establecida legalmente entre dos personas o una persona física y una jurídica. En ella, una persona se hace responsable de la otra con el objetivo de cuidarla y protegerla.

Suele darse cuando un menor o un adulto con su capacidad disminuida, queda desamparado y necesita de una figura adulta para que vele por su seguridad, su crecimiento, su educación, etc.

Y también para que cuide de su patrimonio, en el caso de que disponga de alguno.

Esta tutela se establece por la autoridad judicial, tras escuchar a los familiares del menor o personas cercanas, a los servicios sociales si fuera necesario y se tiene en cuenta lo dispuesto por los padres del menor en su testamento.

La autoridad judicial realiza un estudio de las circunstancias y decide quién será el responsable de asumir este cargo.

Así lo resume el artículo 199 del Código Civil, donde se especifica que quedan sujetos a tutela:

  • Los menores no emancipados en situación de desamparo.
  • Los menores no emancipados no sujetos a patria potestad.

De manera muy sencilla ya es posible entender qué es la tutela.

Se trata de la creación de un vínculo legal entre un menor y una figura protectora que podrá tomar decisiones en representación del niño o adolescente, siempre con el objetivo de que este esté protegido y crezca seguro y en un entorno positivo para él.

  Indemnizaciones por Accidente II

Diferencias entre tutela y curatela

La normativa española se ha modificado recientemente en cuanto a los escenarios en los que se puede designar a un tutor.

En concreto, la entrada en vigor de la Ley 8/2021 supuso la desaparición de la tutela para aquellas personas que tienen ciertos niveles de discapacidad y menores que han sido emancipados.

En este contexto, surge el término «curatela«, que no se rige exactamente por los mismos términos que la tutela.

¿Qué diferencia hay entre tutela y curatela?

Esta segunda figura legal es mucho más restringida.

Dicho de otro modo, el curador no tiene tanto poder de decisión sobre la vida o el patrimonio de la persona a la que ha sido vinculada.

El curador está considerado como un apoyo para la otra persona en unos contextos muy determinados, marcados por la autoridad judicial.

En este caso, se considera que el menor o la persona con discapacidad tiene suficiente capacidad como para tomar decisiones con asesoramiento.

Una vez que queda claro que tutela y curatela no son lo mismo, conviene conocer las características y el funcionamiento de la tutela más a fondo.

Características y funcionamiento de la tutela

tutela caracteristicas

Hay algunas cosas que conviene tener en cuenta al respecto de la figura del tutor.

Se trata de una serie de funciones y responsabilidades que están establecidas en el Código Civil y que el responsable del menor tiene que asumir de manera absolutamente diligente:

Funciones principales del tutor:

Recogidas en el artículo 228 del texto legal, el tutor tiene la responsabilidad de:

  • Alimentar al tutelado.
  • Fomentar su acceso a la educación desde una perspectiva integral, no solo formativa en centros escolares.
  • Integrar al menor en la sociedad a través del desarrollo de sus habilidades sociales.
  • Facilitar la propia capacidad de decisión del menor, siempre y cuando estas decisiones no vayan en contra de sus propios intereses.
  • Ponerse a disposición de las autoridades judiciales para evaluar la relación con el menor y el estado del proceso de manera periódica.

¿La tutela puede ser retribuida?

Tutela y patria potestad no son lo mismo.

La primera viene a sustituir a la segunda, que es la autoridad propia de los progenitores sobre el menor hasta su emancipación o mayoría de edad.

  El Fideicomiso: Proteger y Gestionar la Herencia

En este sentido, el tutor es alguien que acepta esta situación o se encuentra con este encargo.

Por eso, el Estado prevé que este pueda ser remunerado, siempre que el patrimonio del menor sea suficiente para ello.

Será un juez quien determine cuál será la cuantía a recibir por asumir esta responsabilidad.

El fin de la tutela

La tutela sobre un menor puede terminar en circunstancias muy concretas.

Las principales son:

  • El menor cumple la mayoría de edad o es considerado emancipado por la autoridad judicial.
  • El menor es adoptado legalmente por una persona, que pasa a tener la patria potestad del mismo.
  • El fallecimiento del menor extingue la responsabilidad de tutorización.
  • Si los progenitores pueden recuperar la patria potestad del menor, en cuyo caso ya no se hace necesaria la figura del tutor.

Tipos de tutela

Aunque ya se han abordado algunas de las fórmulas de tutela en España a lo largo del artículo, conviene tener claras lastres fórmulas más habituales designadas por las cortes españolas:

Tutela testamentaria

Esta es la tutela que se determina por parte de los padres en vida.

Un escenario habitual es el de una familia monoparental en la que la madre cae enferma de gravedad.

En su testamento, decide quién será la persona que asuma la tutorización de sus hijos menores de edad.

Tutela legítima

Si no existe ese testamento, por ejemplo porque el fallecimiento de los progenitores es inesperado, las autoridades judiciales suelen otorgar la tutela de manera oficial.

Generalmente, se opta por un familiar, en especial los hermanos por ambas líneas paternas.

En todo caso, será un juez quien determine quién es la persona más apta para asumir esta responsabilidad.

Tutela dativa

En casos en los que no existen parientes, la tutela se puede otorgar a un tercero que no tenga lazos sanguíneos con el menor.

También el Estado puede asumir esa tutela, como ocurre por ejemplo en los centros de menores.

Estos son los puntos clave para comprender qué es la tutela y cómo actúa esta dentro de nuestra legislación.

En Escobar y Sánchez Abogados contamos con un equipo especializado a disposición de cualquier persona que quiera asesorarse sobre qué es tutela, curatela, patria potestad o cualquier otra relacionada con el cuidado de los menores.

CONTACTAR