artículos

Divorcio de mutuo acuerdo: requisitos y procedimiento

divorcio por mutuo acuerdo

El Estado español cuenta con mecanismos estandarizados para que una pareja pueda poner fin a su matrimonio por muy diversos motivos y a través de distintas fórmulas.

La más deseable, en casi todas las ocasiones, es el divorcio de mutuo acuerdo.

Esta es la fórmula más rápida, económica y sencilla de disolver la unión legal entre dos personas que se han casado.

Dentro del divorcio de mutuo acuerdo, uno de los requisitos imprescindibles es contar con un abogado.

Por eso, en Escobar y Sánchez Abogados contamos con un equipo de letrados que se han especializado en este tipo de trámites para acompañar a las parejas en estos casos.

El objetivo es lograr que el proceso sea lo menos complejo posible tanto para el matrimonio como para los hijos, si los hay.

En qué consiste un divorcio de mutuo acuerdo

Lo principal que deben entender los clientes es qué es el divorcio de mutuo acuerdo.

Si acudimos al Código Civil y a la Ley de Enjuiciamiento Civil, los textos donde se regula, se indica que esta es la fórmula por la que los cónyuges deciden poner fin a su matrimonio de forma bilateral, cordial y sin exigencias que la otra parte no quiera cumplir.

Por poner distintos ejemplos, en el divorcio por mutuo acuerdo, ninguna de las partes reclama a la otra una propiedad que esta no quiera dar, una compensación económica o no hay problemas con lo que va a pasar con los menores a cargo.

En los casos en los que no se llega a estas conclusiones de manera pactada y civilizada, es necesaria la mediación de un juez que dicte sentencia y, en este caso, hablaremos de un divorcio contencioso.

Requisitos para tramitar un divorcio de mutuo acuerdo

Para llevar a cabo el trámite, las parejas que se separan definitivamente tienen que cumplir una serie de requisitos que marca la ley.

  Teletrabajo NO, Trabajo a Distancia

Esto es especialmente importante en el caso del divorcio de mutuo acuerdo con hijos, cuando el bienestar y el cuidado de los menores pasa a ser una prioridad para el Estado y debe serlo, también, para los progenitores.

Matrimonio legal

Aunque parezca obvio, es preciso señalar que el divorcio de mutuo acuerdo solo es una opción en caso de matrimonios legales.

Esto excluye a las uniones de hecho, pero también a otro tipo de escenarios donde se pueda observar que el enlace se ha llevado a cabo con objetivos de fraude u otros intereses espurios.

Por supuesto, se considera matrimonio legal aquel que ha sido constituido tanto a través del protocolo civil como del religioso.

Y se incluyen las bodas realizadas por miembros electos de la administración como concejales, jueces o incluso notarios, siempre que el proceso responda a los protocolos marcados por la ley.

Tres meses de matrimonio

Una condición indispensable para la separación de mutuo acuerdo, con hijos o sin ellos, es que hayan pasado al menos tres meses desde la fecha oficial del enlace.

La ley no exige un periodo de convivencia, pero sí este lapso de tiempo desde que se formalizó la unión.

Por supuesto, existen casos y excepciones en los que esta fecha puede ser obviada: cuando hay riesgo para la vida de uno de los dos cónyuges o para los hijos, amenaza de violencia que pueda dañar la integridad física de la persona, etc.

Acuerdo por ambas partes

Como ya ha quedado señalado, el acuerdo por ambas partes es absolutamente indispensable para iniciar un divorcio por mutuo acuerdo.

En el caso de que uno de los miembros no acepte algo de lo pactado, la posibilidad de celebrar la ruptura por esta vía queda desechada ante la necesidad de mediación en sede judicial.

Presentar un convenio regulador

El convenio regulador es un documento legal que indica no solo el deseo de divorcio por ambas partes, sino que establece los términos del fin del matrimonio en cuanto a patrimonio, custodia de los hijos, pensiones compensatorias y cualquier otro tipo de decisión que se deba tomar.

  Calcular la Pensión de Alimentos: Guía práctica

El convenio regulador es especialmente necesario en el caso de divorcios de mutuo acuerdo con hijos, donde se debe establecer la patria potestad, el régimen de visitas, la pensión de alimentos, etc.

Un abogado especializado en este tipo de escenarios es clave para resolver rápidamente la situación y ayudar a la expareja a tomar las decisiones más interesantes y justas en cada caso.

Igualmente ofrecerá la mejor ayuda para redactar correctamente el convenio y evitar errores que puedan retrasar el proceso.

Cuál es el procedimiento del divorcio de mutuo acuerdo

divorcio mutuo acuerdo procedimiento

¿Cómo iniciar el divorcio por mutuo acuerdo?

Hablamos de un proceso muy protocolarizado que se puede resolver fácilmente y en muy poco tiempo siempre que haya voluntad por ambas partes.

  • Presentar la demanda de divorcio firmada por los dos miembros de la pareja en el juzgado de primera instancia gracias a la ayuda del abogado y el procurador.
  • Aportar el convenio regulador y cualquier otra documentación que sea necesaria para el estudio del caso.
  • El siguiente paso es mantener una reunión en la que los cónyuges deben mostrar ante un juez o un delegado del mismo, su deseo de separarse por mutuo acuerdo y la aceptación de las bases registradas en el convenio.
  • El juez estudiará toda la documentación y, si está conforme a la ley, dictará una resolución que disuelva el enlace, dando por finalizado el proceso.

En caso de no tener hijos menores, la pareja puede divorciarse de mutuo acuerdo ante notario.

Para ello, deberán fijar una cita y acudir con el convenio regulador y un abogado.

El notario firmará la escritura de divorcio y lo comunicará al registro civil.

En Escobar y Sánchez Abogados recomendamos a las parejas que quieren separarse de mutuo acuerdo utilizar un único letrado para ambas partes.

De esta manera, no solo se consigue un ahorro económico, sino que se agilizan los trámites y se mejora la comunicación para lograr el objetivo de romper el matrimonio de manera rápida y con total ausencia de conflictos.