artículos

Modelo 145: para qué sirve y cómo rellenarlo

modelo 145

El impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) es un tributo que tiene en cuenta las condiciones personales y familiares de los contribuyentes.

Según sean estas, corresponderá pagar más o menos.

Precisamente por eso, es importante conocer el modelo 145 y para qué sirve.

En el caso de los asalariados, rellenar este documento correctamente puede marcar la diferencia a la hora de conseguir un ahorro fiscal.

Qué es el modelo 145

A fin de facilitar la aportación de información y la realización de trámites fiscales, Hacienda viene aplicando desde hace ya algunos años una serie de modelos normalizados para que hacer las gestiones sean más rápidas y sencillas.

El modelo 145 de Hacienda es un formulario relacionado directamente con el IRPF.

A través de él, el contribuyente informa a su pagador (generalmente la empresa para la que trabaja) de su situación personal y familiar.

Por ejemplo, si tiene hijos menores y de qué edad, si tiene a su cargo a una persona con una discapacidad reconocida o si la tiene él mismo, etc.

Informar de este tipo de situaciones es importante, porque van a influir en la retención de IRPF que el pagador va a aplicar en la nómina. 

Para qué sirve el modelo 145

Todas las nóminas llevan una retención de IRPF.

Se trata de una cantidad que el pagador detrae de lo que cobra su empleado, y que ingresa directamente en Hacienda a cuenta del impuesto sobre la renta de las personas físicas de quien percibe la nómina.

  El Proyecto del Código Penal Militar

Cuando llega el momento de presentar la declaración de la renta, lo que se hace es un ajuste.

Si el contribuyente ya ha pagado suficiente a través de esas retenciones sufridas en su nómina, no tendrá que abonar nada.

Si ha pagado de más, recibirá una devolución de Hacienda y, si ha pagado menos, entonces su declaración le saldrá a pagar.

Al analizar el modelo 145 y para qué sirve, hay que tener en cuenta que el objetivo de este formulario es transmitir información de trascendencia tributaria sobre la situación personal y familiar del contribuyente.

Información que va a incidir de manera directa en lo que tendrá que pagar de IRPF.

Por tanto, la finalidad de este documento es aportar al pagador la información necesaria para que este pueda aplicar la retención más adecuada en cada caso.

Se intenta así que a la hora de presentar la declaración de la renta el ajuste a realizar sea el mínimo posible.

Quién debe rellenar el modelo 145 y cuándo debe hacerlo

Este formulario se cumplimenta cuando se empieza a trabajar en una nueva empresa, para que las nóminas estén ajustadas desde el primer momento.

No obstante, como las circunstancias personales y familiares pueden cambiar, habrá que presentarlo también cuando se produzca una situación que afecte a la tributación.

Lo que ocurre es que muchas personas no entienden bien cómo funciona el IRPF y no saben que tienen que aportar esa información, o se olvidan de que también deben informar sobre los cambios.

Por eso, lo que hacen en la práctica muchas empresas es pedir a sus empleados que cumplimenten de nuevo su información personal y familiar a final de año, para asegurarse de que todos los datos que se aplican para la retención son correctos.

  La mayoría de las empresas considera que la factura electrónica les ayudará a evitar duplicidades...

Es especialmente importante tener en cuenta los cambios en la situación personal y familiar que den lugar a un mayor tipo de retención, porque estos deben comunicarse al pagador en 10 días naturales desde la fecha de la modificación.

Para las situaciones que reducen el tipo de retención no hay un plazo concreto para avisar de ellas, pero se aplicarán desde la fecha de comunicación, sin efectos retroactivos.

Cómo rellenar el modelo 145 del IRPF

Este es un formulario que se compone de varios apartados. Lo que hay que hacer es marcar en cada caso la situación personal y familiar que corresponde al contribuyente.

Identificación y situación familiar

Este apartado solicita los datos personales del contribuyente y que aporte información sobre:

  • Situación familiar.
  • Discapacidad.
  • Movilidad geográfica.
  • Obtención de rendimientos en un plazo superior a los dos años en los cinco ejercicios impositivos anteriores.

Hijos y otros descendientes

Se informa sobre el número de hijos y la edad de los mismos, también si alguno tiene algún grado de discapacidad reconocido.

Ascendientes

Si se tienen mayores de 65 años a cargo, o menores de esa edad, pero con discapacidad, hay que informar de ello en este apartado.

Pensiones y anualidades por alimentos

Si el contribuyente paga una pensión alimenticia a sus hijos, o a su ex cónyuge, reconocida por decisión judicial, debe indicarse en este apartado.

Deducción por financiación ajena para la vivienda habitual

Si el contribuyente tiene derecho a aplicarse una deducción por haber contratado una hipoteca para comprar la que es su vivienda habitual antes de 2013, cumplimentará este apartado.

Firma, fecha y acuse de recibo

Por último, tanto el contribuyente como el empleador firman el documento.

El primero acredita que los datos aportados son ciertos, y el segundo que ha recibido la información.

Teniendo claro el modelo 145 y para qué sirve, rellenar este documento se vuelve más sencillo.

No obstante, si necesitas asesoramiento en este u otros temas fiscales, nuestro equipo de profesionales en Escobar y Sánchez Abogados está a tu disposición.