artículos

Los autónomos podrán seguir deduciendo en 2024 los gastos que no incluyeron en 2023

plazo caducidad

Hoy es el último día para que los autónomos presenten la última declaración de IVA correspondiente al cuarto trimestre de 2023.

Como sucede en cada liquidación, los contribuyentes se preguntan en qué gastos sí y en qué gastos no se pueden deducir las cuotas soportadas por este impuesto.

La Agencia Tributaria suele ser rigurosa en estas autoliquidaciones y tiende a admitir pocos gastos como deducibles. Sin embargo, la Ley del IVA es flexible en el plazo de caducidad del derecho a deducir una cuota soportada.

El artículo 99 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido establece que «el derecho a la deducción sólo podrá ejercitarse en la declaración-liquidación relativa al período de liquidación en que su titular haya soportado las cuotas deducibles o en las de los sucesivos, siempre que no hubiera transcurrido el plazo de cuatro años, contados a partir del nacimiento del mencionado derecho«.

En cuanto al plazo de deducibilidad de gastos en IVA, la ley permite incluirlos hasta cuatro años después del nacimiento del derecho, y en la declaración correspondiente.

Sin embargo, los expertos advierten que deducir el IVA de ejercicios anteriores «aumenta el riesgo de comprobación» por parte de la Agencia Tributaria.

Por eso, es importante guardar todas las pruebas para acreditar el gasto, como mensajes de WhatsApp, emails, llamadas telefónicas, fotografías, vídeos, geolocalización del teléfono o del vehículo, transferencias bancarias, justificantes de pago por Bizum, o publicaciones en Redes Sociales.

En resumen, aunque el plazo de caducidad de las deducciones en IVA sea de cuatro años, es importante incluir las facturas en el periodo de liquidación correspondiente, ya que Hacienda cuenta con mecanismos automáticos de comprobación.