Cuánto cuesta contratar a un trabajador

Uno de los debates más extendidos en el ámbito laboral en España es el del coste que un trabajador supone …

Uno de los debates más extendidos en el ámbito laboral en España es el del coste que un trabajador supone a la empresa.

El sistema público de nuestro país implica que, para que todo funcione, el empresario no se limite a abonar la nómina, sino que con ella tiene que asumir ciertos pagos a la Seguridad Social.

¿Cuánto cuesta contratar a un trabajador entonces?

Esta pregunta es absolutamente relevante para empresarios y autónomos emprendedores que quieran ampliar su equipo, pues deben controlar perfectamente todos sus gastos para lograr un equilibrio de ingresos adecuado.

En Escobar y Sánchez Abogados contamos con un equipo de profesionales capacitados para asesorar a cualquier empresario que quiera conocer el coste de contratar a un trabajador para hacer un balance de gastos e ingresos correcto antes de tomar la decisión.

Qué es el coste de un trabajador

En el ámbito de la empresa, se considera que contratar un trabajador tiene un coste que va más allá de la nómina y extras que esta persona perciba a final de cada mes.

En concreto, a esto hay que sumarle los pagos a la Seguridad Social.

Además, existen otros costes indirectos como puede ser gasto en formación, adquisición de material de trabajo, dietas, etc.

En este sentido se habla de salario bruto y costes sociales:

  • El salario bruto es la cantidad X que el empleado recibe en su nómina al final de mes, de donde se le descontarán sus propios impuestos a la Seguridad Social.
  • Los costes sociales, por su parte, incluyen los abonos a la Seguridad Social y el resto de pagos indirectos, que no percibe directamente el empleado, pero que están exigidos por ley o por las condiciones de trabajo.

Esta diferencia se produce a nivel social, pues muchos trabajadores piensan que la empresa invierte poco en ellos, cuando en realidad el empleador debe dedicar una gran parte de sus recursos a pagar no solo los salarios, sino también los impuestos derivados de ellos.

Ventajas e inconvenientes de una comunidad de bienesVentajas e inconvenientes de una comunidad de bienes

Cómo calcular el coste laboral de un empleado

El salario bruto que recibe el trabajador mes a mes suele representar un 70 % del coste total del empleado para la empresa.

A esto hay que sumar un 20 %, que es la Seguridad Social que la empresa abona por el asalariado, más otro 10 % que está relacionado con el dinero dedicado a indemnizaciones, gastos de formación, etc.

Obviamente, se trata de porcentajes que pueden variar dependiendo de la naturaleza de cada empresa y, además, que están relacionados con el sueldo base.

A mayores ingresos brutos más cantidad supondrán los porcentajes de pago a los estamentos públicos por parte de la empresa.

La fórmula para saber cuánto vale dar de alta a un trabajador y mantenerlo en plantilla es la siguiente:

Lo primero que hay que hacer es conocer el dato de sueldo bruto del trabajador, antes de que a este se le descuenten los ingresos.

A esto hay que restar todo lo relativo a la seguridad social, que sigue la siguiente fórmula:

  • Contingencias comunes: sueldo bruto * 0,236
  • Prestaciones por desempleo: sueldo bruto * 0,055
  • Contingencias profesionales: sueldo bruto * 0,035 (este es un dato que varía dependiendo de la actividad profesional y el convenio colectivo)
  • Formación: sueldo bruto * 0,006
  • FOGASA: sueldo bruto * 0,002

Obviamente, estos cálculos son generales y no aplicables a todos los escenarios.

Por eso mismo se recomienda contar con un equipo de asesores especializados que puedan valorar cada caso de manera personalizada para establecer un coste real en distintas circunstancias.

Cuánto paga la empresa de seguridad social por un trabajador

¿Cómo traducir esto a datos reales y saber cuánto cuesta contratar a un trabajador?

Proindiviso: Todo lo que necesitas saberProindiviso: Todo lo que necesitas saber

Como venimos defendiendo, el coste aproximado que la compañía ha de abonar a las arcas públicas es de, aproximadamente, un 30 % del sueldo bruto.

Para ejemplificarlo, un trabajador cuyo sueldo anual es de 15 000 euros brutos supondrá un coste total para la empresa de 19 500 euros, entre salarios y pagos a la Seguridad Social.

Por supuesto, a esto la empresa debe sumar otros costes extra y que no están relacionados con la seguridad social y el trabajador.

Contratar a extras para cubrir vacaciones o bajas, celebrar periodos de formación o sustituir material de protección que se va quedando obsoleto con el tiempo son también costes que se han de asumir y que, de algún modo, están relacionados con la contratación del trabajador.

Por eso, a la hora de hacer crecer una plantilla, conviene valorar con un especialista las perspectivas económicas actuales de la compañía, así como las opciones de crecimiento a corto, medio y largo plazo, y lo que el coste que se va a asumir por el empleado va a repercutir positivamente a la empresa.

Con todos estos datos ya se puede hacer un balance mucho más certero sobre cuánto cuesta contratar a un trabajador e iniciar el proceso de selección de personal si el resultado de todos los cálculos resulta favorable.

Relacionado

Suscríbete a nuestro Blog