artículos

Si me voy de mi empresa ¿tengo derecho a finiquito? Descúbrelo aquí

Si me voy de mi empresa ¿tengo derecho a finiquito? Descúbrelo aquí

Cuando un trabajador decide tomar un nuevo camino fuera de su empresa actual, es común preguntarse sobre las consecuencias de esta decisión y los derechos que le corresponden. Esto incluye la duda de si al renunciar se tiene derecho a recibir un finiquito y qué es lo que este abarca.

La respuesta a si me voy de mi empresa ¿tengo derecho a finiquito? involucra conocer no solo la legislación laboral vigente, sino también los elementos que componen este y cómo se calcula.

Veamos a continuación cada aspecto que un trabajador debe considerar al tomar la decisión de abandonar su empleo de manera voluntaria.

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es el documento que certifica la finalización de la relación laboral entre un trabajador y su empresa.

A través de él, se establecen y liquidan todas las cantidades adeudadas al empleado hasta la fecha de cese, cerrando así cualquier obligación pendiente.

Este documento es de suma importancia, ya que es el reflejo de los derechos económicos que el trabajador ha generado y no ha consumido durante su periodo de trabajo. En caso de baja voluntaria, es imprescindible que el trabajador conozca y revise con detalle este documento antes de firmarlo.

Es esencial entender que el finiquito debe contener un desglose de todas las partes que lo componen y el trabajador está en su derecho de verificar que los cálculos sean correctos.

El finiquito puede ser objeto de negociación entre las partes, pero siempre respetando los mínimos que marca la ley.

¿Qué conceptos incluye el finiquito?

El finiquito incluye una serie de conceptos que deben estar claramente especificados en el documento. Estos abarcan:

Guía para obtener el documento acreditativo del derecho a la asistencia sanitariaGuía para obtener el documento acreditativo del derecho a la asistencia sanitaria
  • Pago de las vacaciones no disfrutadas, es decir, aquellos días que el trabajador tiene derecho por ley o convenio y no ha tomado.
  • La parte proporcional de las pagas extras que no se han percibido hasta la fecha de baja.
  • La compensación por horas extras realizadas y no abonadas.
  • En algunos casos, otros complementos o bonificaciones pendientes de pago.

Es clave que el trabajador revise cada uno de estos puntos para asegurarse de que su finiquito refleje de forma exacta el trabajo realizado y los derechos adquiridos durante su periodo en la empresa.

¿Si me voy de la empresa tengo derecho a finiquito?

Si decides dejar tu empleo de manera voluntaria, es importante saber que tienes derecho a finiquito.

Este actúa como un ajuste final de cuentas entre la empresa y tú, independientemente de las causas de la terminación del contrato de trabajo.

Aunque la decisión de renunciar elimina la posibilidad de percibir ciertas prestaciones, como la indemnización por despido o el acceso a paro, no afecta tu derecho a recibir la liquidación de los conceptos acumulados hasta el día de tu salida.

El finiquito es un derecho irrenunciable, y como tal, la empresa está obligada a liquidar y pagar las cantidades adeudadas.

¿Cómo calcular el finiquito por baja voluntaria?

Para calcular tu finiquito, deberás tener en cuenta los siguientes elementos:

  1. Suma el salario pendiente hasta la fecha de baja, incluyendo cualquier bonificación acordada.
  2. Calcula la parte proporcional de las pagas extras si estas son semestrales o anuales.
  3. Suma la cantidad correspondiente a las vacaciones no disfrutadas.
  4. Si has realizado horas extras, inclúyelas en el cálculo.

Una vez tengas estos datos, podrás obtener el importe total de tu finiquito.

Es recomendable utilizar una herramienta de cálculo o asesorarse con un abogado experto en derecho laboral para garantizar que la cantidad es correcta.

Recuerda que al ser una baja voluntaria, los cálculos pueden ser diferentes a los de un despido, ya que en este caso, no se incluirán indemnizaciones.

¿Qué pasa si no doy los 15 días de preaviso?

El preaviso es el período que un empleado debe respetar antes de dejar su puesto de trabajo de forma voluntaria. Normalmente, este período es de 15 días, aunque puede variar según el convenio aplicable. Si no se respeta el preaviso, la empresa puede descontar de tu finiquito la parte proporcional al salario de los días de preaviso no cumplidos.

Recusación: Procedimiento y Efectos LegalesRecusación: Procedimiento y Efectos Legales

Es importante entender que el preaviso es una obligación, y su incumplimiento puede acarrear consecuencias económicas, por lo que es aconsejable cumplirlo para evitar la reducción de tu finiquito.

En cualquier caso, es necesario revisar las condiciones específicas de tu contrato de trabajo y el convenio colectivo aplicable.

En el evento de una renuncia, la comunicación con la empresa es vital para garantizar que tanto el preaviso como el proceso de cálculo del finiquito sean transparentes y justos.

¿Cuál es el modelo de carta para una baja voluntaria?

Para formalizar tu renuncia, debes presentar una carta de baja voluntaria.

Este documento debe incluir:

  • Tus datos personales y los de la empresa.
  • La fecha de entrega de la carta y la fecha de efectos de la baja.
  • Una declaración de voluntad de poner fin al contrato de trabajo.
  • La mención del respeto al periodo de preaviso acordado.

Es recomendable que la carta sea concisa y respetuosa, evitando incluir críticas o aspectos negativos de tu experiencia laboral.

De ser posible, entrega la carta en mano y guarda una copia con la fecha y la firma de quien la reciba en la empresa.

Un modelo básico de carta de baja voluntaria sería:

Yo [Nombre completo], con DNI [Número de DNI], comunico a [Nombre de la empresa] mi decisión irrevocable de renunciar a mi puesto de trabajo como [Puesto de trabajo], con efectos de [Fecha de baja efectiva], respetando el periodo de preaviso de [Número de días de preaviso] días establecido en [Convenio colectivo aplicable o contrato de trabajo].

A continuación, te presentamos un video que podría ayudarte a entender mejor el proceso de baja voluntaria y cómo calcular tu finiquito:

Ley de Lucha contra la MorosidadLey de Lucha contra la Morosidad

Preguntas relacionadas sobre los derechos y el finiquito por baja voluntaria

¿Cuánto me toca de finiquito si renuncio?

La cantidad que te corresponde por finiquito al renunciar incluye el salario pendiente hasta la fecha de baja, la parte proporcional de las pagas extras, las vacaciones no disfrutadas y las horas extras. El cálculo exacto dependerá de tu salario, el tiempo trabajado y otros factores determinados en tu contrato o convenio colectivo.

Es recomendable revisar con detenimiento el cálculo proporcionado por la empresa y contrastarlo con tus registros personales para asegurar que la cantidad sea la adecuada.

¿Qué me tienen que pagar por baja voluntaria?

Por baja voluntaria, se debe liquidar el salario hasta la fecha de salida, las pagas extraordinarias de forma proporcional, las vacaciones no disfrutadas y las horas extras pendientes de pago. No incluye indemnización por despido ni derecho a prestaciones por desempleo.

La documentación de este proceso debe quedar reflejada en el finiquito, que es importante firmar una vez que se esté de acuerdo con los montos presentados.

¿Qué es lo que me tienen que pagar si renuncio?

Si decides renunciar, deberías recibir el pago de tu último salario o los días trabajados del mes en curso, la parte proporcional de las pagas extraordinarias, el importe correspondiente a las vacaciones no disfrutadas y, si corresponde, el pago de horas extras.

Estos pagos son tus derechos y deben ser abonados, independientemente de tu decisión de dejar la empresa.

¿Cuándo me retiro de una empresa qué me deben pagar?

Cuando te retiras de una empresa, esta debe pagarte todos los conceptos adeudados hasta la fecha de tu salida. Esto incluye el salario pendiente, pagas extras, vacaciones no disfrutadas y, de ser aplicable, horas extras y otros bonos o compensaciones acordadas.

Es importante que consultes con un abogado especialista si tienes dudas sobre la liquidación correspondiente o si la empresa presenta resistencia a pagar lo adeudado.