artículos

Permisos retribuidos en el Estatuto de los Trabajadores: Conciliación laboral y familiar

4a17b46b

¿Qué son los permisos retribuidos en el Estatuto de los Trabajadores?

Los permisos retribuidos previstos en el art 23 y 37 del Estatuto de los Trabajadores entre otros, son derechos laborales que permiten a los trabajadores ausentarse de su puesto de trabajo con derecho a remuneración en determinadas situaciones.

Estos permisos tienen como objetivo garantizar la conciliación entre la vida familiar y profesional, así como proteger los derechos de los trabajadores en diferentes circunstancias.

Definición y concepto de permisos retribuidos

Los permisos retribuidos se refieren a los periodos de tiempo en los que el trabajador puede ausentarse de su trabajo manteniendo su salario y prestaciones.

Estos permisos están regulados por el Estatuto de los Trabajadores y establecen los casos en los que un trabajador tiene derecho a ausentarse de su puesto de trabajo sin perder su remuneración.

Es importante destacar que estos permisos se aplican específicamente a situaciones que requieren la atención y presencia del trabajador, como matrimonio, enfermedad, fallecimiento de un familiar, entre otros.

Estos derechos laborales son fundamentales para garantizar el equilibrio entre la vida personal y profesional del trabajador.

Variaciones y ampliaciones de los permisos existentes

En los últimos años, se han producido variaciones y ampliaciones en los permisos retribuidos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores.

Esto se ha realizado con el objetivo de adaptar la legislación laboral a las necesidades actuales de conciliación y igualdad de género.

Por ejemplo, se ha creado un nuevo permiso de 15 días por registrar una pareja de hecho, equiparándolo al permiso por matrimonio.

Además, en el caso de accidentes o enfermedades graves, hospitalización o intervenciones quirúrgicas que requieran reposo domiciliario, se ha ampliado el permiso de 2 a 5 días.

También se ha establecido un permiso de 4 días por causa de fuerza mayor familiar, en situaciones de enfermedad o accidente que requieran presencia inmediata.

Eliminación de trato desfavorable basado en el género

Una de las principales preocupaciones en relación a los permisos retribuidos es asegurar la igualdad de género en el acceso a estos derechos laborales.

El Estatuto de los Trabajadores establece la eliminación de cualquier trato desfavorable basado en el género en relación a los permisos laborales.

Esto implica que tanto hombres como mujeres tienen el mismo derecho a solicitar y disfrutar de los permisos retribuidos en situaciones que lo requieran, como el cuidado de hijos, enfermedad de familiares o asistencia a exámenes, entre otros.

  Número de la Seguridad Social: Qué es y cómo Obtenerlo

La eliminación de cualquier discriminación por razón de sexo es fundamental para promover la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral.

Derechos laborales relacionados con los permisos retribuidos

En el Estatuto de los Trabajadores, se establecen derechos laborales en relación a los permisos retribuidos que garantizan la conciliación de la vida familiar y profesional de los trabajadores.

Estos derechos se refieren tanto a variaciones y ampliaciones de los permisos existentes como a la eliminación de cualquier trato desfavorable basado en el género.

Variaciones y ampliaciones de los permisos existentes

  • Permiso por accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización de familiares hasta el segundo grado de consanguineidad o afinidad: Antes era de 2 días y ahora se establecen 5 días de permiso.
  • Permiso por enfermedad o accidente de familiares o personas convivientes que exijan la presencia inmediata del trabajador: Ampliable a 4 días en caso de desplazamiento efectivo.
  • Permiso por cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, así como por ejercicio del sufragio activo.
  • Permiso por asistencia a exámenes cuando se están cursando estudios para la obtención de un título académico profesional.
  • Crédito horario según el número de trabajadores en la empresa para reuniones, visitas, formación, etc.
  • Permiso por búsqueda de empleo en casos de despido objetivo.
  • Permiso por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que requieran desplazamiento del trabajador.
  • Permiso por donación de sangre, funciones de jurado y asistencia a juicio como testigo o confesante.
  • Permiso por cuidado del lactante hasta que cumpla nueve meses en casos de nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento.
  • Permiso por exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto.
  • Permiso por asistencia a sesiones de información y preparación, así como realización de informes previos a la declaración de idoneidad en casos de adopción, acogimiento o guarda con fines de adopción.
  • Permiso con reserva de puesto de trabajo para asistencia a curso de formación.
  • Permiso retribuido de veinte horas anuales de formación profesional para el empleo, vinculadas a la actividad de la empresa y acumulables por un período de hasta cinco años.

Eliminación de trato desfavorable basado en el género

En relación a los permisos laborales, se destaca la importancia de eliminar cualquier trato desfavorable basado en el género.

El objetivo es garantizar la igualdad de derechos y oportunidades tanto a hombres como a mujeres en el ejercicio de los permisos retribuidos.

De esta manera, se busca promover una sociedad más justa e igualitaria en el ámbito laboral.

Tipos de permisos retribuidos en el Estatuto de los Trabajadores

Permiso por matrimonio y pareja de hecho

El Estatuto de los Trabajadores establece un permiso retribuido por matrimonio que otorga a los trabajadores un periodo de tiempo para celebrar su enlace.

Además, se ha equiparado este permiso al de pareja de hecho, brindando la misma protección legal a las parejas que han registrado su convivencia.

En ambos casos, se otorgan 15 días para disfrutar de esta etapa importante en la vida del trabajador.

Permiso por accidentes o enfermedades graves

Cuando un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad sufre un accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica con reposo domiciliario, se concede un permiso retribuido de 5 días.

  El Salario Mínimo Interprofesional en España 2024

Esta ampliación en comparación a los 2 días anteriores permite que los trabajadores dispongan de más tiempo para cuidar y estar presentes en momentos difíciles para sus seres queridos.

Permiso por fallecimiento

En caso de fallecimiento de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, se otorga un permiso retribuido de 2 días.

Si se requiere un desplazamiento, se amplía a 4 días para permitir la correspondiente asistencia y participación en los actos de despedida y velatorio.

Permiso por causa de fuerza mayor familiar

El Estatuto de los Trabajadores contempla un permiso retribuido de 4 días en situaciones de fuerza mayor familiar.

Este permiso se concede cuando existe una enfermedad o accidente de un familiar que requiere la presencia inmediata del trabajador para atender las necesidades urgentes que puedan surgir.

En estos casos, se debe presentar una acreditación que justifique la ausencia laboral.

Permiso parental

Para aquellos trabajadores que necesiten cuidar de sus hijos o menores acogidos por un tiempo superior a un año, se establece un permiso parental de 8 semanas.

Este permiso no es retribuido y puede disfrutarse a tiempo completo o parcial, de manera flexible.

Es importante destacar que este permiso no es transferible entre progenitores, lo que significa que cada uno de ellos puede disfrutar de su propio período de cuidado.

  • Permiso por matrimonio y pareja de hecho
  • Permiso por accidentes o enfermedades graves
  • Permiso por fallecimiento
  • Permiso por causa de fuerza mayor familiar
  • Permiso parental

Otros permisos retribuidos y no retribuidos en el Estatuto de los Trabajadores

permisos retribuidos no estatuto trabajadores

En el Estatuto de los Trabajadores se encuentran contemplados diversos permisos retribuidos y no retribuidos que garantizan los derechos laborales de los trabajadores en diferentes situaciones.

A continuación, se detallarán algunos de estos permisos:

Permiso por cumplimiento de deberes públicos

Los trabajadores tienen derecho a un permiso retribuido para el cumplimiento de deberes públicos de carácter personal.

Esto implica que, en caso de ser citado o convocado por una autoridad competente para ejercer un deber público, el trabajador podrá ausentarse de su empleo sin que ello implique la pérdida de su remuneración.

Permiso por asistencia a exámenes y formación académica

En el caso de que un trabajador esté realizando estudios para la obtención de un título académico o profesional, tendrá derecho a un permiso retribuido para asistir a exámenes.

Asimismo, se contempla la posibilidad de disfrutar de un permiso retribuido para asistir a cursos de formación que estén relacionados con la actividad de la empresa en la que se encuentra empleado.

Permiso por búsqueda de empleo y causas económicas

En situaciones de despido objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, los trabajadores tienen derecho a solicitar un permiso retribuido para buscar un nuevo empleo.

Este permiso les permite destinar parte de su jornada laboral a la búsqueda activa de empleo sin perder su remuneración.

Permiso por donación de sangre y otras situaciones específicas

El Estatuto de los Trabajadores reconoce el derecho de los trabajadores a un permiso retribuido para realizar la donación de sangre.

Además, se contempla la posibilidad de solicitar permisos retribuidos en situaciones específicas, como cumplir funciones de jurado o asistir a juicio como testigo o confesante.

Permisos no retribuidos

Además de los permisos retribuidos mencionados anteriormente, existen también los permisos no retribuidos, los cuales pueden ser solicitados por los trabajadores a la empresa.

Estos permisos están sujetos a ciertas condiciones y la empresa tiene la obligación de concederlos siempre que su otorgamiento no suponga una perturbación grave en el desarrollo de la actividad empresarial.

Algunos ejemplos de permisos no retribuidos son aquellos por causas familiares, asistencia a juicio como parte y desempeño de funciones sindicales o de representación de personal.