artículos

Jubilación a los 67 años

jubilacion a los 67 anos

jubiliación67 años edad de jubilación

Entra en vigor la reforma que prevé la subida de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, que será progresiva en un plazo de 15 años, hasta 2027.

Ya publicamos en anteriores artículos de Abogados en Sevilla y Asesoria EyS, otros cambios introducidos en materia de pensiones y seguridad social que se recogían en la misma Ley, que tenía prevista la entrada en vigor de esta medida ahora en enero de 2013.

Este incremento se llevará a cabo a razón de un mes por año durante los seis primeros ejercicios y de dos meses por año durante los nueve últimos.

Aquellos que salgan del mercado laboral a los 67 años tendrán que haber cotizado 37 años para poder cobrar la pensión máxima, frente a los 35 años que se exigían hasta ahora.

Este tránsito se realizará progresivamente, en paralelo a la subida de la edad legal de jubilación.

La reforma amplía de 15 a 25 años el periodo de cálculo de las pensiones, lo que podría tener un efecto de subida o bajada del 1% sobre las pensiones en el caso del Régimen General y algo mayor en el caso de los autónomos.

Este periodo se extenderá de año en año hasta 2022, es decir, que se llegará a los 25 años de cálculo en un horizonte de diez años.

Requisitos para la jubilación

Tendrán derecho a la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, las personas incluidas en este Régimen General que, además de la general exigida, reúnan las siguientes condiciones:

a) Haber cumplido 67 años de edad, o 65 años cuando se acrediten 38 años y 6 meses de cotización, sin que se tenga en cuenta la parte proporcional correspondiente a las pagas extraordinarias.


Para el cómputo de los años y meses de cotización se tomarán años y meses completos, sin que se equiparen a un año o un mes las fracciones de los mismos.

Ley de Emprendedores y Autoempleo

b) Tener cubierto un período mínimo de cotización de 15 años, de los cuales al menos 2 deberán estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho.

A efectos del cómputo de los años cotizados no se tendrá en cuenta la parte proporcional correspondiente por pagas extraordinarias.

En los supuestos en que se acceda a la pensión de jubilación desde una situación de alta o asimilada al alta, sin obligación de cotizar, el período de 2 años a que se ha hecho referencia deberá estar comprendido dentro de los 15 años anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar.

Edad ordinaria de jubilación en España 2023

En 2023, la edad de jubilación es de 66 años y 2 meses.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta edad está sujeta a cambios y se espera que alcance los 67 años en 2027.

Años cotizados a partir de 2023

El número de años cotizados a la Seguridad Social es un factor determinante para la jubilación en España.

A partir de 2023, aquellos que hayan cotizado más de 37 años y 6 meses podrán jubilarse a los 65 años.

En cambio, para aquellos que no hayan alcanzado esta cantidad, la edad de jubilación será de 66 años y 4 meses.

Periodo mínimo de cotización

Para poder acceder a la jubilación en España, se requiere haber cotizado un periodo mínimo de 15 años.

Anteproyecto de la Reforma Fiscal IAnteproyecto de la Reforma Fiscal I

Esto implica haber realizado aportes a la Seguridad Social durante al menos esa cantidad de años.

Además, es necesario haber cotizado al menos 2 años dentro de los últimos 15 años antes de la solicitud de jubilación.

Excepciones y casos especiales

A pesar del aumento gradual de la edad de jubilación, existen casos excepcionales en los que se permite la jubilación antes de la edad establecida por la ley. Algunas de estas situaciones son:

  • Jubilación anticipada a los 61 años: Aquellos trabajadores que cumplan una serie de requisitos específicos, como haber cotizado un determinado número de años, podrán optar por la jubilación anticipada a partir de los 61 años.
  • Jubilación parcial: Esta modalidad permite la jubilación gradual, combinando el trabajo a tiempo parcial y la percepción de una parte de la pensión.
  • Jubilación especial a los 64 años: Algunos grupos profesionales, como los deportistas de élite o los artistas, pueden acceder a la jubilación especial a partir de los 64 años.
  • Jubilación de trabajadores con discapacidad: Aquellos trabajadores con discapacidad reconocida pueden acceder a la jubilación en condiciones específicas, en algunos casos, de forma anticipada.
  • Jubilación de determinados grupos profesionales: Existen profesiones que cuentan con requisitos especiales para la jubilación, como el personal docente o los cuerpos de seguridad.

Estas excepciones y casos especiales responden a situaciones particulares y específicas, otorgando flexibilidad al sistema de jubilación en España.

Cálculo de la pensión de jubilación

La pensión de jubilación en España se calcula en base a la base reguladora, que es la suma de las bases de cotización de los últimos 25 años trabajados. Este cálculo tiene como objetivo determinar el monto mensual que recibirá el jubilado.

Base reguladora y años cotizados

La base reguladora es crucial para el cálculo de la pensión de jubilación.

Se toman en cuenta las bases de cotización de los últimos 25 años o 300 meses, a partir de 2023.

Estas bases reflejan los ingresos y las aportaciones del trabajador a la Seguridad Social durante su vida laboral.

Es importante tener en cuenta que la cantidad de años cotizados influye en el cálculo de la base reguladora.

Para aquellos que hayan cotizado menos de 37 años y 6 meses, la edad de jubilación es de 66 años y 4 meses.

Sin embargo, aquellos que hayan cotizado más de 37 años y 6 meses podrán jubilarse a los 65 años.

Importancia de las bases de cotización

Las bases de cotización juegan un papel fundamental en el cálculo de la pensión de jubilación.

Cuanto más altas sean las bases de cotización, mayor será la base reguladora y, por lo tanto, mayor será la pensión mensual que se recibirá durante la jubilación.

Es importante tener en cuenta que, a partir de 2023, la base reguladora se calculará dividiendo entre 350 las bases de cotización de los últimos 25 años o 300 meses.

Esto implica que las cotizaciones más altas tendrán un impacto más significativo en la pensión final.

Planes de pensiones y su impacto en la jubilación

Además de la base reguladora, existen otros factores que pueden influir en el cálculo de la pensión de jubilación.

Uno de ellos es la existencia de planes de pensiones, los cuales son instrumentos de ahorro a largo plazo destinados a complementar la pensión pública.

Los planes de pensiones permiten al trabajador hacer aportaciones durante su vida laboral, que se acumulan y generan rendimientos.

Estos fondos se podrán rescatar en forma de renta vitalicia o en forma de capital en el momento de la jubilación, lo que puede tener un impacto en la pensión final que se recibirá.

Impacto de la edad de jubilación en las pensiones

La edad de jubilación juega un papel crucial en el cálculo de las pensiones en España.

Cuanto más temprano te jubiles, menor será la pensión que recibirás, ya que tendrás menos años para cotizar y acumular una base reguladora más baja.

Por otro lado, prolongar la edad de jubilación puede tener un impacto positivo en la cuantía de tu pensión.

A medida que la esperanza de vida aumenta y las proyecciones demográficas cambian, se vuelve cada vez más necesario adoptar medidas que garanticen la sostenibilidad del sistema de pensiones.

El aumento gradual de la edad de jubilación en España está destinado a ajustarse a estos cambios y asegurar un sistema de pensiones viable para las generaciones futuras.

Es importante tener en cuenta este factor al considerar cuándo planificar tu jubilación y cómo gestionar tus finanzas para alcanzar una pensión adecuada.

Reflexión final sobre la jubilación en España.

La edad de jubilación en España es un tema que genera diversas reflexiones y debates en la sociedad.

A medida que vivimos más años, es fundamental analizar y replantear nuestra concepción tradicional de la jubilación.

En primer lugar, es importante destacar que la edad de jubilación se ha ido incrementando gradualmente en los últimos años.

Si bien esto permite una mayor sostenibilidad del sistema de pensiones, también plantea retos para aquellos trabajadores que esperan disfrutar de su merecido descanso al llegar a una determinada edad.

Además, es imprescindible considerar la realidad de cada persona y las circunstancias individuales que rodean su vida laboral y personal.

No todos los trabajadores tienen acceso a las mismas oportunidades para acumular los años necesarios de cotización y, en consecuencia, alcanzar la edad de jubilación establecida por ley.

Esto nos lleva a reflexionar sobre la equidad y la necesidad de políticas que tengan en cuenta estas diferencias.

Otro aspecto a tener en cuenta es el impacto que la edad de jubilación puede tener en la calidad de vida de los trabajadores.

Mientras algunas personas anhelan el momento de jubilarse, otras pueden encontrarse en una situación de incertidumbre y preocupación económica.

Es esencial garantizar una transición adecuada hacia la jubilación, brindando opciones y recursos que permitan a los trabajadores planificar su futuro financiero y personal.

En este sentido, es relevante destacar la importancia de promover el ahorro a lo largo de la vida laboral.

Contar con un plan de pensiones complementario puede ser una alternativa para asegurar una jubilación tranquila y sin contratiempos.

Sin embargo, es fundamental que estos productos financieros estén regulados y supervisados adecuadamente para proteger los derechos de los trabajadores y evitar posibles abusos.

Por último, la reflexión sobre la edad de jubilación en España nos lleva a cuestionar el papel de los sistemas de seguridad social y las políticas públicas.

Resulta necesario adaptar y mejorar dichos sistemas para responder a los cambios demográficos y sociales en curso.

La colaboración entre entidades públicas y privadas, así como la participación activa de los ciudadanos, son clave para garantizar unas condiciones de jubilación justas y adecuadas.

Escrito por Esperanza Sánchez Solís Abogada

CONTACTAR