Concurso de Acreedores Vs Preconcurso

concrso acreedores preconcurso

Como Abogados y Asesores de Empresas estamos viendo en estos momentos lamentablemente un incremento más que significativo significativo de los Concursos de Acreedores.

Este hecho hace que se multipliquen las consultas relativas a esta figura jurídica, el concurso de acreedores y otras íntimamente relacionadas, en este caso, la Comunicación Pre-Concursal.

Índice
  1. Concurso de Acreedores
  2. Preconcurso de Acreedores
  3. Ventajas del Preconcurso
  4. Diferencia entre preconcurso y concurso de acreedores

Concurso de Acreedores

En otros artículo hablamos específicamente de qué es el Concurso de Acreedores.

Los deudores que se encuentren en situación de insolvencia actual o inminente deberán presentar concurso de acreedores voluntarios en el plazo de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiere conocido o debiere conocer dicha situación.

Los supuestos en que se presume dicha situación de insolvencia son los siguientes:

  • El sobreseimiento general en el pago de las obligaciones corrientes
  • La existencia de embargos por ejecuciones pendientes
  • El incumplimiento generalizado de las obligaciones tributarias, seguridad social o sueldos y salarios.

Preconcurso de Acreedores

Sin embargo la Ley Concursal establece la posibilidad de que el deudor que se encuentre en estas situaciones, pero prevea la posibilidad de llegar a un acuerdo con sus acreedores para superar su situación.

Puede presentar una comunicación al Juzgado de lo Mercantil a fin de conseguir un plazo más amplio, bien para presentar el concurso o bien para obtener una refinanciación de sus deudas que le permita la continuación de su actividad sin tener la obligación de presentar dicho concurso.

A esta comunicación es a la que genéricamente se está llamando COMUNICACIÓN PRECONCURSAL.

A partir de dicha comunicación judicial que deberá realizarse ante el Juzgado de lo Mercantil, el deudor dispondrá de un plazo de tres meses para conseguir un acuerdo con sus acreedores a fin de aplazar, refinanciar o condonar en todo o en parte sus deudas, de modo que su situación de insolvencia se anule, permitiéndole continuar su actividad o realizar una liquidación de la empresa.

Si en dicho plazo se consiguen los acuerdos suficientes, no será necesaria la presentación del concurso.

Protección de Datos 2Protección de Datos

Si por el contrario no se consiguen, el deudor vendrá obligado a presentar la demanda de solicitud de concurso voluntario de acreedores en el plazo de un mes desde el transcurso de los tres meses de negociación.

Ventajas del Preconcurso

Las ventajas más evidentes de esta comunicación preconcursal son las siguientes:

  1. - Se obtiene una ampliación del plazo obligatorio para la presentación del concurso.
  2. - Durante dicho plazo se prohíbe la posibilidad de que los acreedores presenten concurso necesario de acreedores contra el deudor.
  3. - La posibilidad de que con dicho aviso de concurso, ciertos acreedores se sientan más proclives a renegociar o refinanciar la deuda.
  4. - Los costes, en caso de conseguir los acuerdos son menores, puesto que no será necesario el nombramiento de un administrador concursal y asimismo los gastos de letrado y procurador son muy inferiores a los de la llevanza o presentación de un concurso.

Diferencia entre preconcurso y concurso de acreedores

Como hemos visto, el preconcurso de acreedores es un procedimiento legal que permite a una empresa en dificultades económicas negociar con sus acreedores antes de solicitar formalmente el concurso de acreedores.

Durante el preconcurso, la empresa tiene un plazo de tres meses para llegar a un acuerdo con sus principales acreedores y presentar un plan de viabilidad para su reestructuración. Durante este periodo, la empresa se beneficia de una suspensión de pagos, lo que le permite ganar tiempo para encontrar una solución y evitar el concurso de acreedores.

Por otro lado, el concurso de acreedores es un procedimiento legal que se inicia cuando una empresa se encuentra en una situación de insolvencia y no puede cumplir con sus obligaciones de pago.

En este caso, la empresa debe solicitar el concurso de acreedores ante un juez, quien supervisará el proceso.

Durante el concurso de acreedores, se realizará una evaluación exhaustiva de los activos y pasivos de la empresa, y se buscará una solución para satisfacer a los acreedores.

Esta solución puede ser la liquidación de la empresa o la aprobación de un plan de pagos para cumplir con las deudas.

CONTACTAR

Desahucio por precario: entendiendo el proceso y tus derechosDesahucio por precario: entendiendo el proceso y tus derechos

José Antonio Escobar Alcobert

José Antonio Escobar Alcobert

Abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla núm. 7296. Máster en Derecho por la Universidad de Sevilla. Letrado con más de 25 años de experiencia.

Relacionado

Subir