Cesta de Navidad de la empresa: Una tradición empresarial y posible obligación en España

0a445e53

La cesta de Navidad de la empresa es un regalo tradicional que brinda múltiples beneficios.

Además de ser una forma de fidelizar a los clientes y valorar a los trabajadores, su obligatoriedad está respaldada por una sentencia del Tribunal Supremo.

Índice
  1. Los beneficios de regalar cestas de Navidad en las empresas
  2. Obligatoriedad de regalar cestas de Navidad a los trabajadores
  3. Inclusión de la cesta de Navidad en la remuneración de los trabajadores
  4. Proceso de eliminación de la cesta de Navidad en la empresa
  5. Fecha y entrega de las cestas de Navidad
  6. Deducibilidad del gasto de las cestas de Navidad

Los beneficios de regalar cestas de Navidad en las empresas

La tradición de regalar cestas de Navidad en las empresas ofrece diversos beneficios para todas las partes involucradas.

A continuación, exploraremos los principales beneficios de esta práctica:

Fidelización de clientes y valoración de los trabajadores

Regalar cestas de Navidad a los clientes contribuye a fortalecer la relación con ellos, mostrando un gesto de agradecimiento por su lealtad y confianza en la empresa.

Esta acción ayuda a mantener una buena imagen de marca y a generar un vínculo duradero.

Por otro lado, la entrega de cestas de Navidad a los trabajadores es una muestra de reconocimiento y valoración de su labor.

Este gesto les hace sentir apreciados y mejora su satisfacción laboral, lo que puede derivar en un mejor desempeño y compromiso con la empresa.

Obligatoriedad de regalar cestas de Navidad a los trabajadores

Es importante destacar que existe una obligatoriedad legal de regalar cestas de Navidad a los trabajadores en algunas situaciones.

Una sentencia del Tribunal Supremo en 2018 estableció que las cestas navideñas son un derecho adquirido por los empleados cuando han sido entregadas de manera recurrente y forman parte de su remuneración anual.

Deducción por Reinversión en vivienda habitualDeducción por Reinversión en vivienda habitual

Esto significa que, en aquellos casos en los que las cestas de Navidad se han entregado durante años y se consideran un beneficio más allá de un regalo puntual, la empresa está obligada a mantener esta tradición y cumplir con las expectativas de los trabajadores.

Existen diversas razones que respaldan esta obligación, que se fundamenta tanto en el derecho adquirido de los trabajadores como en la sentencia del Tribunal Supremo.

Veamos más en detalle cada aspecto:

Derecho adquirido de los trabajadores

Si la empresa ha entregado las cestas de Navidad durante varios años, los trabajadores han adquirido el derecho a recibirlas.

Este derecho se establece en base a la habitualidad y no puede ser suspendido o eliminado sin un previo acuerdo con los empleados.

Además, se considera una forma de valorar a los trabajadores y mantener una buena relación laboral.

Sentencia del Tribunal Supremo

En el año 2018, el Tribunal Supremo emitió una sentencia que refuerza la obligatoriedad del regalo de la cesta de Navidad por parte de las empresas.

Esta sentencia estableció que si la empresa había entregado las cestas durante varios años de forma habitual, está obligada a seguir haciéndolo, ya que forma parte de la remuneración anual del trabajador.

Sin embargo, no se especifica la cantidad exacta de años que deben considerarse para hablar de un derecho consolidado, por lo que cada caso debe evaluarse individualmente.

La obligatoriedad del regalo de la cesta de Navidad en la empresa es un tema relevante que garantiza los derechos de los trabajadores y fortalece las relaciones laborales.

Suspensión Cautelar de Cáusula SueloSuspensión Cautelar de Cáusula Suelo

Tanto el derecho adquirido como la sentencia del Tribunal Supremo respaldan esta obligación, y es importante que las empresas cumplan con esta tradición navideña que tiene un impacto positivo tanto en los empleados como en la economía del país.

Inclusión de la cesta de Navidad en la remuneración de los trabajadores

La cesta de Navidad se considera una forma de retribución en especie para los trabajadores.

Este regalo, de alta calidad y tradicional, forma parte de su remuneración anual y tiene implicaciones fiscales y legales que deben ser tenidas en cuenta por las empresas.

Retribución en especie

La cesta de Navidad se incluye como retribución en especie, lo cual significa que tiene un valor económico que se entrega al empleado en forma de bienes o servicios.

Este regalo representa una muestra de agradecimiento por parte de la empresa hacia sus trabajadores y se valora como parte de su sueldo anual.

Deducciones y cotizaciones

Al tratarse de una retribución en especie, la cesta de Navidad debe ser tenida en cuenta en distintos aspectos fiscales.

Por un lado, debe ser descontada del pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del empleado.

Además, su valor debe ser incluido en la base de cotización del trabajador para efectos de la Seguridad Social.

Es importante que las empresas cumplan con las obligaciones fiscales correspondientes y declaren correctamente el valor de las cestas de Navidad, para evitar situaciones de discrepancia o sanciones por parte de las autoridades tributarias.

En caso de que la empresa desee suspender la entrega de las cestas de Navidad, debe realizar una consulta y llegar a un acuerdo con los empleados.

Cómo declarar Criptomonedas correctamente en la Renta 2023Cómo declarar Criptomonedas correctamente en la Renta 2023

Si no se logra consenso, la justicia puede intervenir para resolver la situación.

Consulta y acuerdo con los empleados

Ante la posibilidad de eliminar el regalo de las cestas de Navidad, es importante que la empresa realice una consulta formal con los empleados.

En este proceso, se deben escuchar sus opiniones y tratar de llegar a un acuerdo que sea beneficioso para ambas partes.

Intervención de los Tribunales en caso de desacuerdo

En aquellos casos en los que no se llegue a un acuerdo entre la empresa y los empleados, puede ser necesario recurrir a la intervención de la justicia.

En estos casos, un juez será el encargado de mediar y tomar una decisión basada en la legislación laboral vigente.

Proceso de eliminación de la cesta de Navidad en la empresa

El proceso de eliminación de la cesta de Navidad en la empresa requiere de un enfoque cuidadoso y de cumplir con determinados procedimientos.

Tanto la consulta y acuerdo con los empleados como la intervención de la justicia son aspectos fundamentales a considerar.

Consulta y acuerdo con los empleados

Antes de tomar cualquier decisión sobre la eliminación de las cestas de Navidad, es necesario llevar a cabo un proceso de consulta con los empleados.

Esto implica comunicarles con anticipación y de manera clara la intención de la empresa de eliminar este regalo navideño.

Es esencial involucrar a los trabajadores en la toma de decisiones y escuchar sus opiniones y sugerencias.

El objetivo principal de esta consulta es llegar a un acuerdo que sea beneficioso tanto para la empresa como para los empleados.

En caso de que exista resistencia o desacuerdo por parte de los trabajadores, es importante negociar y buscar alternativas que puedan satisfacer ambas partes.

Intervención de la justicia en caso de desacuerdo

Si no se logra alcanzar un acuerdo entre la empresa y los empleados en relación a la eliminación de las cestas de Navidad, puede ser necesario recurrir a la intervención de la justicia.

En este caso, ambas partes deberán presentar sus argumentos y pruebas ante un tribunal competente.

La justicia evaluará si la decisión de la empresa de eliminar las cestas de Navidad es justificada y si cumple con las regulaciones laborales vigentes.

En caso de que se determine que la empresa ha incumplido sus obligaciones o que ha actuado de manera injusta, se podrán establecer medidas correctivas o indemnizaciones a favor de los trabajadores afectados.

Fecha y entrega de las cestas de Navidad

La entrega de las cestas de Navidad en las empresas no tiene una fecha fija establecida, sin embargo, es común que se realice durante la semana en la que se celebra el día de Navidad.

Esta tradición suele llevarse a cabo como un gesto de aprecio a los empleados y para celebrar esta festividad tan especial.

No hay una fecha fija

Debido a la variabilidad existente, no se puede especificar un día concreto para la entrega de las cestas de Navidad en todas las empresas.

Cada organización podrá elegir la fecha que mejor se adapte a su estructura y necesidades, pero siempre dentro de la temporada navideña.

Entrega comúnmente en la semana del día de Navidad

Generalmente, las cestas de Navidad suelen entregarse durante la semana en la que se celebra el día de Navidad, es decir, del 25 al 31 de diciembre.

Esta elección busca que los empleados puedan disfrutar de este obsequio antes o durante las festividades navideñas.

Si el día 25 de diciembre cae en jueves, es común que las empresas adelanten la entrega al lunes anterior para que los empleados puedan disfrutar de la cesta durante el fin de semana navideño.

Es importante tener en cuenta que la fecha de entrega puede variar según la empresa, y se recomienda que esta sea comunicada anticipadamente a los trabajadores para que estén informados y puedan organizar su tiempo de manera adecuada.

Deducibilidad del gasto de las cestas de Navidad

La deducibilidad del gasto de las cestas de Navidad es un aspecto importante a considerar para las empresas.

Sin embargo, existen requisitos específicos que deben cumplirse para poder deducir este gasto en la declaración de impuestos.

A continuación, se detallan los principales requisitos a tener en cuenta:

Requisitos para su deducibilidad

  • Uso y costumbres del negocio: El gasto de las cestas de Navidad debe estar asociado a las tradiciones y usos habituales del negocio. Debe ser algo comúnmente realizado y aceptado dentro del sector empresarial en el que se encuentra la empresa.
  • Justificación adecuada: Es fundamental contar con la documentación necesaria que justifique el gasto de las cestas de Navidad. Esto implica mantener registros detallados de los beneficiarios, la cantidad de cestas entregadas y el importe total invertido.
  • No ser el primer año: La deducibilidad del gasto de las cestas de Navidad se aplica a partir del segundo año de su realización. Es decir, si es la primera vez que la empresa realiza este tipo de regalos, no podrá deducir dicho gasto.

Es importante que las empresas cumplan con estos requisitos para poder deducir el gasto de las cestas de Navidad.

Tener en cuenta estas consideraciones ayudará a evitar problemas con la administración fiscal y garantizar la correcta gestión financiera de la empresa.

Esperanza Sánchez Solís

Esperanza Sánchez Solís

Abogada colegiada del Ilustre Colegio de Sevilla núm. 7773. Máster en Derecho por la Universidad de Sevilla. Letrada con más de 25 años de experiencia.

Relacionado

Subir