Recursos Administrativos qué son

La relación entre ciudadanos y Administraciones Públicas es una constante en la vida cotidiana, desde solicitar la vida laboral hasta …

La relación entre ciudadanos y Administraciones Públicas es una constante en la vida cotidiana, desde solicitar la vida laboral hasta realizar la declaración de la renta.

No obstante, no siempre estamos conformes con las decisiones tomadas por la Administración.

Ante estas discrepancias, surge la pregunta: ¿cómo podemos reclamar sin recurrir a la vía judicial?

La respuesta se encuentra en los recursos administrativos, herramientas legales esenciales tanto para el ciudadano como para el aspirante a funcionario público.

¿Qué son los Recursos Administrativos?

Los recursos administrativos son mecanismos que permiten a los ciudadanos impugnar actos de la administración que les afecten directamente, sin necesidad de acudir a la justicia ordinaria.

Si te encuentras en desacuerdo con una decisión de un organismo público, como una sanción de tráfico o una calificación universitaria, tienes el derecho de presentar un recurso ante la Administración para defender tu posición.

Tipos de Recursos Administrativos

La Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, establece tres clases principales de recursos administrativos:

1. Recurso de Alzada

Este recurso se interpone contra resoluciones y actos administrativos que no pongan fin a la vía administrativa.

Se presenta ante el superior jerárquico del órgano que emitió el acto impugnado. Por ejemplo, si discrepas con una calificación universitaria, el recurso de alzada se dirigirá al rector de la universidad.

  • Plazos: Si el acto es expreso, el plazo es de un mes desde la notificación. Para actos presuntos (por silencio administrativo), no hay plazo máximo.
  • Resolución: La Administración tiene tres meses para resolver. Transcurrido este tiempo sin respuesta, se considera desestimado el recurso, con ciertas excepciones relacionadas con el silencio administrativo.

2. Recurso Potestativo de Reposición

Es opcional y se presenta contra actos que ponen fin a la vía administrativa, ante el mismo órgano que emitió el acto. Alternativamente, puedes acudir directamente a la jurisdicción contencioso-administrativa.

Silencio administrativo ¿Qué es?Silencio administrativo ¿Qué es?
  • Plazos: Igual al recurso de alzada, un mes para actos expresos y sin plazo máximo para actos presuntos.
  • Resolución: La Administración debe resolver en un mes. La falta de resolución permite acudir a la vía contencioso-administrativa.

3. Recurso Extraordinario de Revisión

Este recurso se interpone contra actos firmes en vía administrativa cuando se presentan circunstancias específicas, como errores de hecho, aparición de documentos nuevos de valor esencial, influencia de documentos o testimonios falsos, o si la resolución se dictó por conductas punibles.

  • Plazos: Cuatro años desde la resolución impugnada para errores de hecho; tres meses desde el conocimiento de los documentos o la firmeza de la sentencia judicial para los otros casos.
  • Resolución: Si no se resuelve en tres meses, se considera desestimado el recurso, abriendo la vía contencioso-administrativa.

En resumen, los recursos administrativos son fundamentales en el marco de las relaciones entre los ciudadanos y la Administración Pública.

Ofrecen una vía para impugnar decisiones sin tener que acudir a la justicia ordinaria, lo que representa una herramienta valiosa para la protección de derechos e intereses legítimos.

Conocer estos mecanismos y sus plazos es esencial para ejercer de manera efectiva nuestros derechos como ciudadanos.

¿Necesitas abogado especialista en derecho administrativo?

Relacionado

Denuncia vs Querella: Diferencias

La denuncia y la querella son dos términos legales que ...

Ley Inteligencia Artificial en la Unión Europea: Un Paso Hacia el Futuro

Primera Ley de Inteligencia Artificial El reciente avance legislativo en ...

Non bis in Idem: Una Garantía fundamental

Principio Non Bis in Idem El principio non bis in ...

Suscríbete a nuestro Blog