artículos

Ensañamiento con 87 puñaladas?

ensanamiento concepto

Ensañamiento vuelve a salir en la noticias, y me ha recordado que produjo un gran revuelo social (y malestar) cuando apareció que no se había apreciado ensañamiento en un homicidio, donde se le asestaron a la víctima 87 puñaladas.

El Ensañamiento

Volvemos a lo que ya escribimos en otro artículo, respecto de la “terminología legal”de los abogados y los malentendidos, a los que se puede llegar si desechamos ese “pequeño matiz”, que puede ser la clave para llegar a hacer una gran diferencia.

En derecho, en el ensañamiento no es relevante el número (en la mayoría de los casos), ya sean puñaladas, disparos, golpes… sino que se aplica por la innecesariedad del dolor que se produzca (aunque nuestro cerebro ya esté visualizando a una mala bestia propinando puñaladas una detrás de otra a un pobre infeliz y deseando endosarle todas las agravantes de nuestro código penal y la de todos los extranjeros si puede ser).

Aquí está la clave, el ensañamiento es un sufrimiento desmesuradamente injustificado, que incluso no persigue la muerte en sí de la víctima, sino el dolor por el dolor y/o el sufrimiento en sí como objetivo mismo.

Ya sé que cuesta verlo así, pero ese es el resumen de su definición en derecho como agravante y los abogados, fiscales y jueces así lo tienen que aplicar.

Recuerdo que mis padres, al contradecirles cuando ellos pensaban que era un fallo garrafal de la justicia el caso que antes he mencionado (87 puñaladas o algo así) me miraron arrepintiéndose de haberme pagado mis estudios en la facultad de derecho y pensando que me habían cambiado por otro.

En este y otros casos, El concepto es Importante, o dicho de otra forma, si todos nos pusiéramos de acuerdo en la definición de los conceptos, no habría ninguna discusión posible.

¿Por qué?

Porque se supone que la mayoría de discusiones surgen al otorgar un concepto diferente a una misma palabra, de ahí los malos entendidos, las conversaciones de besugo…

De todas formas, al de las 87 puñaladas lo condenaron por homicidio, eso sí, sin la agravante de ensañamiento porque no hubo.

Quería matar, no hacer sufrir, he ahí la cuestión.

El concepto de Ensañamiento

De acuerdo con la Real Academia Española, el ensañamiento puede describirse como:

  • La acción de infligir dolor de manera excesiva e innecesaria.
  • Una circunstancia agravante de la responsabilidad criminal que se caracteriza por el aumento cruel del padecimiento del afectado, más allá de lo necesario para cometer el delito.

Esta acción no solo es reprochable desde un punto de vista ético, sino que además, el Código Penal español estipula sanciones más severas para los delitos cometidos bajo esta circunstancia.

Normativa Legal del Ensañamiento

Codificación en el Código Penal

El ensañamiento está regulado específicamente en el artículo 22, numeral 5ª del Código Penal, dentro del capítulo dedicado a las circunstancias que agravan la responsabilidad criminal. El texto legal define el ensañamiento como:

«Aumentar deliberada e inhumanamente el sufrimiento de la víctima, causándole padecimientos innecesarios para la ejecución del delito.»

Aplicación en Casos de Homicidio y Lesiones

Homicidio

El artículo 139 del Código Penal clasifica el ensañamiento como uno de los factores que pueden convertir un homicidio en asesinato, aumentando las penas aplicables a un rango de quince a veinticinco años de prisión.

Lesiones

En el contexto de delitos de lesiones, según el artículo 148, la presencia de ensañamiento puede incrementar la pena de prisión a un rango de dos a cinco años, dependiendo del daño o riesgo causado a la víctima.

En otros casos

Además de los delitos contra las personas, el ensañamiento también se considera en delitos contra la flora, fauna y animales domésticos, como se refleja en el artículo 340 bis.2 del Código Penal, que agrava las penas cuando se ejecuta el delito con ensañamiento.

Requisitos para la Acreditación del Ensañamiento

Para que un acto criminal sea judicialmente reconocido como ensañamiento, deben demostrarse varios aspectos fundamentales:

  1. Innecesariedad de la Acción: La acción que incrementa el sufrimiento debe ser objetivamente innecesaria para la consumación del delito.
  2. Aumento del Daño o Sufrimiento: Debe evidenciarse que el actuar del delincuente incrementó el dolor o agonía de la víctima de manera significativa.
  3. Intencionalidad: El autor del delito debe haber actuado con la clara intención de provocar el mayor dolor posible a la víctima.

Implicaciones legales y sociales del Ensañamiento

El reconocimiento del ensañamiento como agravante refleja la especial repulsa que la sociedad y el sistema legal tienen hacia aquellos que no solo deciden cometer un delito, sino que además buscan maximizar deliberadamente el sufrimiento de sus víctimas.

Esta figura legal busca no solo castigar de manera más severa estos actos, sino también disuadir a los individuos de cometer actos de crueldad extrema.

En definitiva, el ensañamiento es un componente crucial en la evaluación de delitos dentro del derecho penal español, significando un aumento en la severidad de las penas y reflejando el compromiso de la sociedad con el trato humano y la justicia.

A través de su aplicación, se busca proteger la dignidad de las personas y asegurar que los delitos se castiguen de forma proporcional a su gravedad.