Phishing: Ejemplos para identificar y evitar

Índice
  1. Qué es el Phishing
  2. Identificación y Prevención del Phishing
  3. En caso de sospecha o Incidente
  4. Ejemplos comunes de Phishing

Qué es el Phishing

El phishing es una de las técnicas de ciberdelincuencia más extendidas y eficaces.

Se basa en el engaño para hacer que los usuarios revelen datos personales, financieros o de acceso a sus cuentas, a menudo mediante la suplantación de entidades legítimas.

A pesar de estar informados, muchos de nosotros podríamos caer en estas trampas si no prestamos atención a ciertos detalles.

En este artículo, compartiremos contigo algunos ejemplos comunes de phishing y cómo puedes protegerte de ellos.

El phishing sigue siendo una de las técnicas de fraude más comunes y efectivas empleadas por los ciberdelincuentes.

Entender cómo operan y cómo protegerte es esencial en la era digital. Aquí te ofrecemos una serie de recomendaciones clave para evitar ser víctima de estos engaños.

Identificación y Prevención del Phishing

Revisa el Remitente

  • Autenticidad: Asegúrate de que el correo proviene de una dirección oficial. Los ciberdelincuentes a menudo utilizan direcciones que imitan las legítimas, pero con pequeñas variaciones o errores ortográficos.
  • Consistencia: Comprueba que el nombre del remitente y la dirección de correo coincidan y sean coherentes con la entidad que representan.

Enlaces y Archivos Adjuntos

  • Precaución: Evita hacer clic en enlaces o descargar archivos de correos electrónicos no solicitados o sospechosos. Estas acciones pueden dirigirte a sitios web fraudulentos o instalar malware en tu dispositivo.
  • Verificación: Si el correo sugiere que accedas a una página de tu banco o servicio en línea, hazlo manualmente introduciendo la URL en tu navegador, en lugar de seguir un enlace directo.

Solicitudes de Información Personal

  • Desconfianza: Ten en cuenta que las entidades legítimas, como bancos o instituciones gubernamentales, nunca solicitarán información sensible a través de correo electrónico.
  • Protección de Datos: No compartas información personal, financiera o de acceso (como contraseñas o PIN) por correo electrónico.

Actualizaciones de Seguridad

  • Mantenimiento: Asegúrate de que el sistema operativo y todas las aplicaciones de tus dispositivos estén actualizados para protegerte contra vulnerabilidades de seguridad.
  • Fuentes Oficiales: Descarga aplicaciones únicamente de fuentes oficiales como Google Play Store o Apple App Store para minimizar el riesgo de instalar software malicioso.

En caso de sospecha o Incidente

  • Contacto Directo: Si tienes dudas sobre la legitimidad de un correo relacionado con tus cuentas bancarias, contacta directamente con tu banco a través de sus líneas oficiales de atención al cliente.
  • Notificación: Informa a tu banco inmediatamente si crees que has sido víctima de phishing o si detectas cualquier actividad sospechosa en tus cuentas.

Recuerda, la precaución y la información son tus mejores aliadas contra el phishing.

Mantente alerta, verifica siempre la fuente de los correos electrónicos y sigue las prácticas de seguridad recomendadas para proteger tu información personal y financiera.

Ejemplos comunes de Phishing

Los ciberdelincuentes están constantemente innovando sus técnicas de phishing, pero tienden a reutilizar ciertos métodos debido a su efectividad.

A continuación, presentamos algunos de los ejemplos más comunes de ataques de phishing que todos deberíamos conocer para estar mejor preparados:

Un Juzgado acepta mensajes de WhatsApp como prueba para reclamar deudasUn Juzgado acepta mensajes de WhatsApp como prueba para reclamar deudas

1. Emails de "Actividad Sospechosa"

Los atacantes envían correos electrónicos alertando sobre una supuesta actividad sospechosa en una de tus cuentas (banco, correo electrónico, redes sociales) y te instan a actuar inmediatamente, generalmente haciendo clic en un enlace para "verificar" tu identidad o cambiar tu contraseña.

2. Correos de "Verificación de Cuenta"

Similar al anterior, este tipo de phishing solicita que confirmes tus datos de cuenta a través de un enlace. La premisa puede ser una política de actualización de datos por parte de la entidad, la necesidad de verificar tu cuenta para seguir utilizándola, o la activación de nuevas características de seguridad.

3. Falsas Notificaciones de Envío

Aprovechando el auge del comercio electrónico, se envían correos electrónicos que parecen provenir de servicios de paquetería (como FedEx, UPS o servicios postales nacionales) informando sobre un paquete en camino y solicitando que hagas clic en un enlace para rastrearlo o confirmar tus datos de entrega.

“Su paquete ha sido enviado, se adjunta recibo de envío”

Con el aumento de las compras en línea, los correos electrónicos que notifican sobre envíos de paquetes son comunes, y los ciberdelincuentes los utilizan para su beneficio.

Para protegerte:

  • Desconfía de los correos no esperados: Si no recuerdas haber hecho una compra, probablemente sea un intento de phishing.
  • Evita descargar archivos adjuntos: Los archivos pueden contener malware. En su lugar, visita el sitio web oficial de la empresa de envíos para confirmar cualquier entrega.

4. Correos de Supuestas Instituciones Financieras

Estos correos imitan a bancos o servicios de pago online, alertando sobre problemas con tu cuenta, como transacciones no autorizadas, y solicitando que inicies sesión a través de un enlace proporcionado para solucionar el problema.

5. Mensajes de "Recompensas" o "Regalos"

Se ofrecen premios, recompensas, cupones de descuento o participaciones en sorteos a cambio de hacer clic en un enlace y completar una acción, como ingresar datos personales o financieros.

6. Facturas o Documentos Adjuntos Falsos

Se envían correos electrónicos que parecen contener facturas, documentos legales o informes importantes adjuntos. Al abrir el archivo adjunto (usualmente un PDF, Word o Excel infectado), se instala malware en el dispositivo.

“Revise los datos de su factura adjunta”

Este tipo de phishing pretende alarmarte sobre cargos no reconocidos para que abras un archivo adjunto malicioso. Para evitar la trampa:

  • No abras archivos adjuntos sospechosos: Si el correo te parece extraño, es probable que lo sea. Verifica cualquier cargo directamente con tu banco o proveedor de servicios.
  • Utiliza software de seguridad: Mantén tu sistema operativo y programas de seguridad actualizados para detectar y prevenir amenazas.

7. Phishing en Redes Sociales

Mensajes directos o publicaciones que parecen provenir de amigos o marcas conocidas, solicitando hacer clic en un enlace para ver un video, participar en un concurso o reclamar un premio.

Red.es Menores e InternetRed.es Menores e Internet

Mensajes maliciosos en redes sociales

Los ciberdelincuentes también utilizan redes sociales para lanzar ataques de phishing, a menudo mediante mensajes directos de cuentas comprometidas. Para mantenerte seguro:

  • No hagas clic en enlaces dudosos: Incluso si provienen de amigos, verifica personalmente con ellos antes de abrir cualquier enlace o archivo adjunto.
  • Configura la privacidad y seguridad: Asegúrate de que tus cuentas estén configuradas con la máxima seguridad y privacidad posible.

8. Correos de Cambio de Contraseña

Solicitudes para cambiar tu contraseña que parecen venir de servicios legítimos. El enlace proporcionado lleva a una página de phishing diseñada para robar tus credenciales.

“Se ha detectado una actividad inusual en su cuenta”

Este es uno de los mensajes de phishing más frecuentes. Los atacantes se hacen pasar por servicios populares como Gmail o PayPal, alertando sobre supuestas actividades sospechosas en tu cuenta. Para evitar caer en este engaño:

  • Verifica la dirección del remitente: Las direcciones falsas suelen tener errores o diferencias sutiles respecto a las oficiales.
  • No hagas clic en enlaces: Si tienes dudas sobre tu cuenta, accede directamente desde el navegador, no a través de enlaces en el correo.

Los ejemplos de phishing mencionados demuestran la importancia de mantenerse alerta y desconfiar de cualquier comunicación que solicite datos personales o financieros, especialmente si te presiona para actuar rápidamente.

Verificar siempre la fuente, no descargar archivos adjuntos de correos no solicitados y usar software de seguridad son prácticas clave para protegerte.

Recuerda, en la era digital, tu mejor defensa es la precaución y el conocimiento.

Esperanza Sánchez Solís

Esperanza Sánchez Solís

Abogada colegiada del Ilustre Colegio de Sevilla núm. 7773. Máster en Derecho por la Universidad de Sevilla. Letrada con más de 25 años de experiencia.

Relacionado

Subir