artículos

La compulsión sobre las personas y el artículo 104 Ley 39/2015

1344c15f

La compulsión sobre las personas en el artículo 104 de la Ley 39/2015 en España regula la ejecución forzosa de actos administrativos con obligaciones personalísimas de no hacer o soportar.

Esta medida garantiza el cumplimiento de las resoluciones administrativas, respetando siempre la dignidad y los derechos constitucionales.

Se utilizan diversos medios legales, como el apremio sobre el patrimonio, la ejecución subsidiaria y la multa coercitiva.

Compulsion sobre las personas en el artículo 104 de la Ley 39/2015 en España

La compulsión sobre las personas en el artículo 104 de la Ley 39/2015 regula la ejecución forzosa de actos administrativos que imponen obligaciones personalísimas de no hacer o soportar.

Esta medida de ejecución busca garantizar el cumplimiento de dichos actos y se lleva a cabo a través de diferentes medios legales establecidos por la ley.

Ejecución forzosa de actos administrativos

La ejecución forzosa de actos administrativos se refiere a la acción de hacer cumplir dichos actos cuando no son satisfechos voluntariamente por los interesados.

Esta medida se establece cuando la ley lo autoriza y tiene como objetivo restablecer el orden y asegurar el cumplimiento de los requisitos legales establecidos en dichos actos.

Medidas legales de ejecución forzosa

Para llevar a cabo la compulsión sobre las personas, se establecen diferentes medidas legales de ejecución forzosa.

Estas medidas incluyen el apremio sobre el patrimonio, la ejecución subsidiaria, la multa coercitiva y, en este caso, la compulsión sobre las personas.

La separación de poderes: clave para la democraciaLa separación de poderes: clave para la democracia
  • El apremio sobre el patrimonio se utiliza para liquidar una deuda adeudada a la Administración y está regulado en los artículos 167 y siguientes de la Ley General Tributaria.
  • La ejecución subsidiaria implica que la Administración puede llevar a cabo la ejecución de un acto si el interesado no lo realiza dentro del plazo establecido.
  • La multa coercitiva se impone para asegurar el cumplimiento de una resolución administrativa y se va cobrando hasta que se pague la totalidad de la cantidad solicitada.
  • La compulsión sobre las personas se utiliza cuando se ejecutan de manera forzosa resoluciones administrativas, como desalojos, siempre respetando la dignidad y los derechos reconocidos en la Constitución.

Es importante destacar que en todo momento se deben respetar la dignidad y los derechos reconocidos en la Constitución al llevar a cabo la compulsión sobre las personas.

Además, se debe seguir el proceso legal establecido y tomar las precauciones necesarias para no infringir la intimidad y la libertad individual de las personas afectadas.

Medios de ejecución forzosa en relación a la compulsion sobre las personas

La compulsión sobre las personas, establecida en el artículo 104 de la Ley 39/2015 en España, se lleva a cabo a través de diferentes medios de ejecución forzosa para garantizar el cumplimiento de los actos administrativos.

  1. Los actos administrativos que impongan una obligación personalísima de no hacer o
    soportar podrán ser ejecutados por compulsión directa sobre las personas en los casos en
    que la ley expresamente lo autorice,
    y dentro siempre del respeto debido a su dignidad y a
    los derechos reconocidos en la Constitución.
  2. Si, tratándose de obligaciones personalísimas de hacer, no se realizase la prestación,
    el obligado deberá resarcir los daños y perjuicios, a cuya liquidación y cobro se procederá en
    vía administrativa.

Estos medios son:

Apremio sobre el patrimonio

El apremio sobre el patrimonio es un mecanismo utilizado para liquidar las deudas adeudadas a la Administración.

Está regulado en los artículos 167 y siguientes de la Ley General Tributaria.

Se lleva a cabo mediante la realización de embargos y el posterior remate de los bienes embargados, con el fin de obtener el pago de la cantidad adeudada.

Ejecución subsidiaria

La ejecución subsidiaria permite a la Administración llevar a cabo la ejecución de un acto cuando el interesado no lo realiza dentro del plazo establecido.

Es decir, si una persona no cumple con una obligación personalísima impuesta por una resolución administrativa en el tiempo indicado, la Administración tiene la facultad de llevar a cabo dicha ejecución en su lugar.

Esto con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los actos administrativos.

Lawfare: Estrategias legales y su impacto en la políticaLawfare: Estrategias legales y su impacto en la política

Multa coercitiva

La multa coercitiva es una medida adoptada por la Administración para asegurar el cumplimiento de una resolución administrativa.

Se impone una cantidad económica que se va cobrando de forma progresiva hasta que se pague la totalidad de la cantidad solicitada.

Esta medida tiene como finalidad incentivar el cumplimiento de la obligación impuesta en la resolución administrativa y evitar el incumplimiento.

En resumen, la compulsión sobre las personas en el artículo 104 de la Ley 39/2015 en España se lleva a cabo a través de diferentes medios de ejecución forzosa como el apremio sobre el patrimonio, la ejecución subsidiaria y la multa coercitiva.

Estos medios son utilizados por la Administración para garantizar el cumplimiento de los actos administrativos y restablecer el orden establecido por la ley.

Es importante tener en cuenta que estos medios deben ser utilizados respetando la dignidad y los derechos reconocidos en la Constitución, teniendo precaución para no infringir la intimidad y la libertad individual de las personas afectadas.

Garantías y respeto de los derechos en la compulsión sobre las personas

Respeto a la dignidad y derechos constitucionales

En el contexto de la compulsión sobre las personas, es fundamental respetar la dignidad y los derechos constitucionales de los individuos.

La ejecución forzosa de resoluciones administrativas debe llevarse a cabo sin vulnerar la integridad y la libertad de las personas.

Es primordial garantizar que se cumpla con la legalidad, pero siempre protegiendo los derechos humanos reconocidos en la Constitución española.

Resarcimiento de daños y perjuicios en obligaciones personalísimas

Cuando una persona incumple una obligación personalísima establecida en una resolución administrativa, se puede requerir que el particular asuma la responsabilidad de resarcir los daños y perjuicios ocasionados.

Esto implica que, además de cumplir con la obligación inicial, se deberá compensar los posibles perjuicios causados a la otra parte afectada. Estas compensaciones se establecen y deciden en vía administrativa, siguiendo un proceso legal y respetando los derechos de ambas partes involucradas.

Elección de la forma menos restrictiva a la libertad individual

Un aspecto fundamental que se debe tener en cuenta en la compulsión sobre las personas es la elección de la forma de ejecución forzosa que resulte ser la menos restrictiva a la libertad individual.

Es decir, se deben buscar medidas que causen el menor impacto posible en los derechos y libertades de las personas involucradas.

Antes de recurrir a métodos más intrusivos, se debe evaluar la opción que permita cumplir la resolución administrativa de manera efectiva, pero sin vulnerar innecesariamente los derechos de los individuos.

Proceso legal y precauciones en la compulsión sobre las personas

En el contexto de la compulsión sobre las personas según el artículo 104 de la Ley 39/2015 en España, es fundamental seguir un proceso legal y tomar precauciones para garantizar el respeto a la dignidad y los derechos constitucionales de los individuos afectados.

A continuación, se detallan dos aspectos esenciales en este proceso: el consentimiento o autorización judicial para el ingreso al domicilio y el cumplimiento de la Constitución española en relación con la inviolabilidad de dicho domicilio.

Consentimiento o autorización judicial para ingreso al domicilio

En los casos en los que sea necesario ingresar al domicilio del afectado para llevar a cabo la compulsión sobre las personas, ya sea para ejecutar una resolución administrativa o tomar medidas coercitivas, es imprescindible obtener el consentimiento explícito de la persona afectada o contar con una autorización judicial.

Esta medida garantiza el respeto a la inviolabilidad del domicilio y protege la intimidad y los derechos fundamentales de los individuos. Asimismo, se establece en consonancia con el artículo 18 de la Constitución española, que salvaguarda la protección del hogar frente a injerencias indebidas.

Cumplimiento de la Constitución española sobre inviolabilidad del domicilio

La compulsión sobre las personas, en su aplicación, debe observar rigurosamente lo estipulado en el artículo 18 de la Constitución española, que garantiza la inviolabilidad del domicilio.

Esto implica que cualquier actuación administrativa o ejecución forzosa que involucre el acceso al domicilio debe ceñirse a las condiciones estipuladas por la ley y contar con los requisitos legales correspondientes.

De esta manera, se protege el derecho fundamental de las personas a la intimidad y la seguridad en su hogar, y se evita cualquier posible vulneración de estos derechos constitucionales.

Compulsión sobre las personas ejemplo

Un ejemplo clásico de compulsión sobre las personas podría ser la situación en la que una autoridad administrativa ordena el desalojo forzado de ocupantes ilegales de un inmueble.

Si tras la notificación correspondiente, los ocupantes no cumplen voluntariamente con la orden, la Administración puede proceder con la ejecución forzosa, siempre bajo el marco legal y respetando los derechos constitucionales de las personas involucradas.

Otro caso puede darse cuando un individuo incumple una resolución que prohíbe la realización de una actividad concreta en su propiedad, como la construcción ilegal.

Si no atiende la orden de cesar dicha actividad, la Administración puede aplicar la compulsión directa para hacer efectiva la resolución, lo que puede incluir la paralización forzosa de la obra y, en casos extremos, la demolición de lo construido ilegalmente.

En el ámbito de la salud pública, la compulsión sobre las personas se puede aplicar en casos de aislamiento obligatorio por enfermedades contagiosas.

Si una persona diagnosticada con una enfermedad de fácil transmisión rechaza someterse al aislamiento requerido, la autoridad sanitaria está facultada para imponer dicho aislamiento de manera forzosa, con el fin de proteger la salud colectiva.

En materia de protección ambiental, si una empresa incumple reiteradamente las normativas sobre emisiones contaminantes, puede ser objeto de una orden administrativa de cierre temporal o definitivo.

Si la empresa no acata voluntariamente esta orden, la Administración puede ejercer la compulsión sobre las personas de los representantes legales de la empresa para asegurar el cumplimiento de la medida impuesta.

Finalmente, un ejemplo relacionado con la seguridad vial sería el de un conductor con reiteradas infracciones que se niega a entregar su licencia de conducir tras una resolución firme que lo inhabilita para conducir.

En este caso, la Administración puede ejercer compulsión sobre la persona del conductor para retirar la licencia y evitar que continúe conduciendo, protegiendo así la seguridad en las vías.