multasComo abogados en ejercicio desde hace más de 20 años, seguimos sin saber por qué a muchas empresas supuestamente especializadas en recursos de multas les cuesta tanto trabajo decir algo que nosotros llevamos muy a gala y es que, hablando claro:

– No existe ninguna multa ganada al 100% (ni aunque quien te la ponga sea tu abuelo).

– No existen los formularios milagro (ni aunque lo hayas encontrado después de varias horas en internet).

– Por tanto, nunca se puede, NUNCA, asegurar totalmente un resultado positivo para el cliente (aunque sea tu madre).

Será por esta dificultad por la que hace poco en Sevilla (supongo que será igual en el resto de provincias) ha cerrado una empresa que, viendo la cantidad de quejas y consultas recibidas debía llevar millones de recursos de tráfico, o al menos eso les decía a sus incautos clientes.

Pues bien, de pronto estos han cerrado y han desaparecido, con lo que miles de expedientes sancionadores se han quedado…eso es lo malo, que no se sabe dónde se han quedado.

Es decir, los hasta ahora clientes multados no saben si su multa realmente se ha recurrido, si hubo sólo intención de hacerlo, en qué estado de tramitación se encuentra…ni idea.

Si fuesen abogados, podríamos ir al colegio (de abogados) para denunciar el caso, lo malo es que apuesto a que ni siquiera lo eran. Genial.

Independientemente de reiterar algo que no le gusta recordar a nadie y menos que se lo digan, lo cierto es que lo barato siempre sale caro y que se deberíamos asegurarnos de a quién encomendamos nuestros asuntos (si es fontanero, abogado, médico o simplemente buscavidas) deberíamos saber qué cualificación tienen para lo que juran que saben hacer, por mucha empresa en la que digan que trabajan.

Ante este panorama no todo está perdido y aquí tres consejos de los que te acordarás:

1- Nunca más estregar la confianza a alguien del que no sabemos absolutamente nada, sobre todo en asuntos que requieren una cierta pericia.

2- Por muy baratito que nos cueste la gestión, si no hay gestión o es pésima, es muy cara.

3.- Si te dicen: “esto está ganado”, “esta multa se gana seguro” o algo parecido, directamente ni te despidas, sal corriendo todo lo que puedas porque es un timo.

Espero que los recurrentes desaparecidos no monten otra empresa dedicada a lo mismo (“¿quitamultas?”) por lo menos de aquí a la semana que viene, porque si lo hacen, seguro que vuelven a tener clientes que ni preguntan y otra vez, vuelta a empezar.

¿Nos apostamos algo?

Escrito por

CONSULTAR