zorraUn juez ha dicho que “zorra” no es un insulto si se usa para describir a un animal (nada nuevo si se usa así… claro).

Como en la fábula de la zorra y las uvas, siendo en este caso la zorra el juez (y seguro que no se molestará por la comparación ya que es un animal inteligente donde los haya), su señoría está ahora intentando salir airoso y mantener la dignidad ante una actuación que ha sido escandalosa y roza lo ridículo como poco.

El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, ha apuntado que en castellano hay palabras que tienen varios significados, pero ha afirmado que el objeto de un juicio no es determinar cuáles son los significados de las palabras, sino cuál de ellos estaba utilizando la persona que lo manejó.

Así tenemos que, si lo que en el juicio se determina (tras la vista, los testigos, las declaraciones…) es que no era una amable conversación sobre biología, y sin embargo sí que se hace referencia a la actitud sexual de una persona, debemos entender que se trataría de una actuación que atenta claramente al honor, pudiendo ser constitutiva de una infracción penal por injurias.

De no entender lo evidente y si tomásemos esta peligrosa interpretación del juez, podríamos llamar “cerdo” a un juez, teniendo en cuenta que cerdo es: “animal mamífero tan excelente que se aprovecha casi la totalidad de su cuerpo para la alimentación” y… ¿Estaríamos echándole un piropo?

Gracioso pero peligroso.

No creo que las mujeres le deban un favor a este juez por este fallo, pero es sólo una opinión.

Juzguen ustedes mismos.

Escrito por

CONSULTAR