aeatEl Decreto para reactivar la economía.

El Consejo de Gobierno ha aprobado un Decreto-Ley de Medidas Tributarias de Reactivación Económica de Andalucía, norma que recoge siete iniciativas directamente orientadas a estimular la inversión empresarial y tres para aumentar la progresividad fiscal, según lo ha anunciado la Junta de Andalucía.

Estímulos fiscales para empresas y autónomos para reactivar la economía.

Las primeras se aplicarán en el tramo autonómico del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y en los impuestos sobre Sucesiones y Donaciones y sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Las otras tres se refieren a este último tributo en transmisiones de bienes de alto valor.

La consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, considera que estas medidas se dirigen a impulsar la economía, estimulando por un lado al sector de autónomos y, por otro, ofreciendo respuestas a las empresas familiares para que “puedan seguir siéndolo”, mientras que las de progresividad fiscal persiguen garantizar la sostenibilidad de las cuentas de la comunidad. Asimismo, ha precisado que el objetivo es que este decreto pueda tramitarse como proyecto de Ley.

Respecto a las nuevas medidas, en el IRPF, y con efecto desde el 1 de enero de 2010, la Junta ampliará hasta 400 euros la deducción por autoempleo, sin límite de edad ni distinción de sexo, y hasta 600 euros en el caso de emprendedores de más de 45 años. Martínez Aguayo ha asegurado que esta deducción beneficiará tanto a los autónomos que ya existían como a los que se den de alta a partir de este momento.

Asimismo, se creará una nueva deducción por inversión en la adquisición de acciones o participaciones sociales de entidades empresariales andaluzas nuevas o de reciente creación que mantengan o generen puestos de trabajo. Esta ventaja fiscal será del 20% de las cantidades invertidas en el ejercicio.

 

En cuanto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, una de las previsiones es ampliar los beneficiarios de la reducción autonómica del 99% que ya se aplica en adquisiciones ‘mortis causa’ de empresas individuales, negocios profesionales y participaciones en entidades domiciliadas en Andalucía. Esta ampliación alcanzará a los parientes de tercer grado, tanto por consanguinidad como por afinidad. Además, los beneficios fiscales de esta reducción se equipararán a las donaciones o adquisiciones ‘inter vivos’.

En el mismo impuesto se crearán dos nuevas reducciones del 99%. La primera de ellas, con una base máxima de 120.000 euros y de 180.000 en caso de discapacidad, estará vinculada a la donación de dinero a parientes de hasta tercer grado para la constitución o ampliación de empresas individuales o negocios profesionales en el territorio andaluz. La segunda se aplicará por la transmisión ‘mortis causa’ o por la donación de empresas individuales, negocios profesionales y participaciones a personas sin parentesco pero con vínculos laborales o profesionales con estas entidades.

Respecto al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, se amplía de dos a cinco años el plazo para aplicar el tipo reducido por la adquisición de viviendas por parte de profesionales inmobiliarios para su posterior venta.

El Decreto-Ley se completa con las modificaciones de progresividad fiscal que la Junta introducirá también en este tributo para incrementar los tipos del 7% al 8% en cinco casos de transmisión: inmuebles para el tramo del valor real que supere los 400.000 euros; garajes para el tramo del valor real superior a 30.000 euros; turismos y todoterrenos de más de 15 CV de potencia fiscal; embarcaciones de recreo de más de ocho metros de eslora, y bienes muebles considerados como objetos de arte y antigüedades.

Carmen Martínez Aguayo ha asegurado que, en una primera estimación, las medidas dirigidas a la reactivación económica podrían beneficiar a unas 23.800 personas, aunque, dado que algunas de las iniciativas son nuevas, la cifra podría ser superior. Respecto a las medidas de progresividad fiscal, la consejera ha situado en unas 32.000 las operaciones afectadas.

Escrito por