deudaEn otro artículo ya hablamos de la importancia en el mundo jurídico, en derecho, del concepto (El concepto es Importante: Robo Vs. Hurto).

En ese caso, conceptos utlizados normalmente como similares son sin embrago muy distintos legalmente y en la práctica, a la hora dereclamar al seguro pueden darnos algún que otro disgusto.

Ahora lo que llama la atención es cómo el lenguaje de la calle ha resumido perfectamente en dos palabras lo que legalmente necesitaría casi un libro para explicarlo. Curiosidades de la vida.

En fin, el confirming es un tipo de servicio financiero que consiste en un acuerdo firmado entre una entidad financiera y una empresa, por el que el la entidad financiera se compromete a anticipar los pagos de las facturas emitidas por la empresa.

Como ventaja para el proveedor encontramos que este puede anticipar sus cobros sin tener que utilizar sus propias líneas de crédito o descuento de pagarés.

Como contrapartida, tendremos que abonar comisiones o intereses importantes para obtener dicho cobro.

El confirming realmente no supone una promesa de pago por parte de la financiera a la fecha de vencimiento de la factura, sino que se trata de un simple aviso de que están dispuestos a adelantar el pago.

Por ello, si no hemos utilizado el confirming y a la fecha de vencimiento de la factura no hay dinero, el banco o la caja no están obligados a pagar.

Parece por tanto, y más en estos tiempos en que abundan los impagos y los concursos de acreedores sorpresa, que la recepción de un confirming nos aconseja usarlo “por si acaso” a pesar de los gastos que puede conllevar.

Sin embargo no siempre un confirming supone una garantía total de tranquilidad incluso después del cobro.

En muchas ocasiones lo que las entidades financieras nos envían no es un confirming o un pago confirmado sin recurso.

En estos casos la entidad financiera sí adelanta el derecho de cobro con cargo a nuestro cliente, liberándonos de cualquier eventualidad, y asumiendo el banco o caja, el posible impago del cliente.

Es decir, si el cliente (del banco y nuestro) no paga al vencimiento, el que pierde es el banco y nosotros no tenemos responsabilidad alguna.

Por tanto éste sería el Confirming Bueno.

Sin embargo en ocasiones recibimos un aviso de “pago confirmado con recurso” (también llamado factoring sin recurso), que podemos confundir por su terminología con un confirming normal.

Pero en estos casos, la entidad financiera se limita a adelantarnos el dinero, cobrando sus comisiones e intereses por supuesto, pero si a la fecha de vencimiento el cliente no paga, el banco podrá reclamarnos a nosotros el importe adelantado. Evidentemente este es el Confirming Malo.

Escrito por

CONSULTAR