trafico400.000 es, al parecer, el número de personas que conducen sin ser conscientes de que su carnet ya no está vigente.

Cuando escribimos el artículo “Notificaciones electrónicas de Multas y Sanciones. Wikipedia de denunciados desinformados nunca pensamos que llegase a ser tan rápidamente evidente que el “TESTRA” (Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico) se convertiría en eso, otro tablón de anuncios (ahora electrónico) que nadie leería (tampoco los conductores).

Algunos dicen que el problema es que hay muchas multas y poco tiempo para notificar, y que entonces el denunciado sólo se entera al final, cuando en este caso ya le han quitado todos los puntos.

No sé si lo dicho antes es un problema o no, lo cierto es que el mayor problema, y que no se olvide, es que el denunciado tiene derecho a saber que lo es, es decir, que ha sido denunciado, y por supuesto tiene derecho no sólo a que le notifiquen rápido, que parece que es lo único que preocupa, sino que también tiene derecho a llegar a conocer, a que le llegue efectivamente, el contenido de las notificaciones que se le dirigen.

En este caso parece que se ha apostado sólo por la rapidez, basándose en las telecomunicaciones y en la ficción de que si está publicado, se ha notificado, cuando esto en la práctica se ha demostrado que no es así, o al menos es lo que opinarían 400.000.

El objeto de la notificación es siempre (debería ser) que el denunciado tenga conocimiento real de por qué se le denuncia, si es que realmente se quisiera que tuviese una posibilidad de defensa.

Por esto, no hay que descartar o dejar en desuso cada vez más las notificaciones por correo postal, que hasta ahora se han demostrado más eficaces, no tanto en rapidez para la administración, pero sí como garantía para el “administrado-denunciado-ahora desinformado”.

A las pruebas me remito.

CONSULTAR

Escrito por